Actualidad

América Latina se compromete a erradicar la pobreza y promover la igualdad

La ministra ecuatoriana no dudó al afirmar que todas estas discusiones tienen también como trasfondo el apoyar y profundizar la integración latinoamericana.

QUITO. América Latina se ha comprometido a erradicar su pobreza y fortalecer políticas públicas encaminadas a lograr una mayor igualdad en la región, durante el X Foro de Ministros de Desarrollo Social que concluyó el sábado en Quito.

El encuentro, que congregó desde el pasado jueves a altas autoridades de 14 países latinoamericanos y del Caribe en la capital ecuatoriana, finalizó con la firma de una declaración, en la que se plasman una serie de consensos para trabajar en políticas que permitan a cada país superar las asimetrías sociales.

Asimismo, el encuentro permitió definir varios ejes de trabajo para consensuar en la región una posición común respecto al llamamiento de Naciones Unidas para elaborar una “Agenda de Desarrollo post-2015”.

En la cita de Quito, que forma parte del Programa Gestión de las Transformaciones Sociales de la Unesco, participaron delegaciones de Argentina, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Perú, Paraguay, República Dominicana y Uruguay, así como de varios organismos regionales.

Al concluir el encuentro, la ministra ecuatoriana de Inclusión Económica y Social, Betty Tola, en rueda de prensa, destacó la importancia de la cita para llegar a consensos en torno a la formulación de políticas públicas en los países para enfrentar el fenómeno de las desigualdades sociales.

Tola subrayó que en el encuentro quedó claro que “la paz es una condición para asegurar el desarrollo, para asegurar el buen vivir, para asegurar la igualdad y el ejercicio pleno de los derechos”.

En ese sentido, dijo que el Foro destacó el esfuerzo que hace Colombia, “justamente para alcanzar la paz como una condición fundamental para garantizar el desarrollo equitativo e incluyente de este país hermano”.

Además, Tola destacó los avances en políticas contra las desigualdades que se ha aplicado en distintos países latinoamericanos y dijo que esas experiencias han permitido consensuar en el Foro de Quito varias estrategias comunes para acometer nuevos esfuerzos en esa materia.

Una de esas estrategias, comentó, es la “articulación entre las políticas de inclusión social con las políticas económicas, productivas y financieras de nuestros países”, considerando las alianzas que se puedan operar entre los sectores público y privado.

También hay un compromiso para innovar, de manera permanente y con base en las experiencias de cada país, las políticas de “trasferencias monetarias” o bonos que los gobiernos otorgan a los sectores sociales más pobres, agregó.

Asimismo, dijo que hay un compromiso de trabajo común para analizar los mecanismos institucionales encaminados a involucrar, de manera transversal, los enfoques de género, cultura, discapacidades y generacionales en las políticas y decisiones de los gobiernos.

“Pensar en la desigualdad tiene que ver en la reducción de las brechas entre los que más tienen y los que menos tienen”, pero también en “cuánto avanzamos en reducir las brechas de género, las intergeneracionales y las brechas que aún se mantienen con los pueblos y nacionalidades” indígenas, agregó Tola.

También comentó que se creará una “red de funcionarios” de los ministerios de Desarrollo Social de la región, integrada bajo una plataforma tecnológica que se deberá confeccionar, para la coordinación de los objetivos planteados en la cita.

Además, enfatizó que el encuentro de Quito permitió aportar en la discusión sobre los objetivos de desarrollo para después de 2015, impulsado por la ONU.

Lo que se quiere, añadió, es que se construya una agenda de desarrollo desde cada país latinoamericano para organizar una propuesta común que sea presentada en las discusiones organizadas por Naciones Unidas. (Efe/La Nación)