Opinión

Ambrosio: el mayordomo de la era digital

La aplicación nos devuelve el tiempo libre gracias a su asistencia personalizada

ESPAÑA. Ambrosio, pero sin carabina, ha llegado como la segunda venida profética para liberarnos de la esclavitud de los régimenes laborales.

Esta aplicación te asigna un asistente personal, un profesional que trabajará para magnificar la calidad de tu tiempo libre y consecuentemente tu vida. El mayordomo 2.0 siempre será el mismo para lograr la confianza y esa personalización en los servicios.

Con Ambrosio se acabó dividirnos entre los quehaceres y recados más tediosos como cocinar, limpiar, ir al súper, a la tintorería o recibir un portazo en los establecimientos que cierran antes de terminar nuestra jornada.

Tu día a día más fácil

Ambrosio funciona de una manera muy simple, el primer paso es aceptar que necesitamos tiempo libre el segundo consiste en proceder a recibir esa ayuda para gestionar lo que nos encadena en la miseria emocional, finalmente el tercer paso consiste en descargar la aplicación (Android e iOS) y voilá!, ahora favor de respirar y permitir a estos profesionales trabajar para que seas libre y feliz.

El mayordomo se encargará de todas esas cosas propias del matriarcado: velar por los detalles que facilitan la vida de los hijos. Con una amplia lista de servicios Ambrosio dispone de dos tarifas, 99 euros al mes con pedidos ilimitados, limpieza de hogar una vez a la semana y otra opción por 54 euros al mes con dos pedidos por semana pero sin limpieza general.

Gracias a esta revolución en la industria tecnológica de los servicios ya no tendremos que sacrificar el fin de semana y se podrá por fin homenajear al merecido sabbath. Nuestra calidad de vida mejorará y con ello nuestro nivel de productividad se multiplicará milagrosamente.

Esta startup fundada por el visionario madrileño Álvaro Ybánez, nace para optimizar nuestro tiempo libre y así disfrutar de nuestra condición humana: recreo, descanso, vida social y libertad.

De momento solo opera en Madrid pero esperemos que Ambrosiorompa las fronteras nacionales e internacionales para erradicar la pandemia de la amargura y el estrés.  (ABC/LA NACIÓN)