Economía

Ambateños deben 124 millones de dólares por contribución de mejoras

Esto corresponde a la existencia de 335 obras pendientes de emisión desde 2014 en Ambato.

Como lo establece el Código Orgánico de Organización Territorial (Cootad) a partir del 1 de enero de 2024 los ambateños se acercaron a los diferentes puntos de recaudación para el pago del impuesto predial y contribuciones especiales de mejoras.

Para esto el Concejo Municipal aprobó la Ordenanza que establece la actualización del catastro, su avalúo y la recaudación de impuestos a los predios urbanos y rurales del cantón para el bienio 2024 -2025, con lo cual se estableció que el 95% del catastro total se mantendrá con tasas similares a las de años anteriores, esto con el objetivo de aliviar la carga financiera de la ciudadanía.

Durante la primera fase de la actualización catastral se puso en marcha con la identificación de los 31 ejes comerciales en el área urbana de la ciudad, abarcando alrededor de 2.876 predios.

Según la Municipalidad, esta iniciativa generará ingresos significativos, aproximadamente 318 mil dólares, que serán destinados a mejorar la planificación territorial de manera equitativa, reduciendo brechas y garantizando el acceso a servicios básicos y públicos en sectores que previamente no han sido atendidos.

EL DATO El pago de impuesto predial inició el lunes 1 de enero de 2024.

Mejoras

A través de un boletín de prensa la Municipalidad de Ambato indicó la existencia de 335 obras pendientes de emisión desde 2014, con un monto total de 124 millones de dólares.

“Se trabaja en la identificación de beneficiarios directos y en un proyecto de ordenanza para reducir el pago de la contribución especial de mejora, mostrando coherencia con la economía de los habitantes de Ambato”, indica el documento.

Para profundizar el tema Diario La Hora Tungurahua tomó contacto con Fabián Ramos, nuevo director de Avalúos y Catastros del Municipio de Ambato, durante la sesión de Concejo Municipal del martes 9 de enero de 2024.

En aquella ocasión el funcionario dijo que iba a solicitar la información pertinente para poder ofrecer una entrevista la tarde del mismo día, sin embargo, nunca más contestó los mensajes ni las llamadas telefónicas.

Situación

Ramiro Salán, propietario de una vivienda cerca de la Terminal Terrestre Sur de Ambato, dijo que no está de acuerdo en pagar contribución de mejoras por esta obra, pues menciona que es un “elefante blanco”.

Salán puso un negocio en el sector con el fin de generar ingresos con los usuarios de la terminal, sin embargo, nada resultó según lo planificado.

“Nos dijeron que iban a llegar 10 mil personas a la terminal y no viene nadie”, aseguró.

Rosario Calero, quien vive cerca del intercambiador del parque Sucre, obra inaugurada en 2020, dijo que no está de acuerdo en que todo el dinero por las obras no emitidas sea cobrado “de golpe”.

“Imagínese como está la situación económica actual, es una irresponsabilidad que no se haya cobrado hace tantos años”, mencionó. (RMC)

Por:  Diario la  Hora