Opinión

Amar demasiado

 Por: Lucy Angélica García/ Portoviejo

lucygarciachica@hotmail.com

Amar demasiado nos hace perder el equilibrio emocional y la capacidad de discernir qué es amar y a quién estamos amando.

«Ella lo había conocido en un momento inesperado, era bella por dentro y por fuera y llevaba con timidez ese regalo, sin aspavientos, ni vanidad. Provenía de una familia conservadora, y sin duda se había equivocado por su sencillez y la escasa capacidad de ver más allá de la realidad. Su poca experiencia con el mundo la exponía a ser blanco de las mentiras de un conquistador. Y él la conquistó de tal forma que ella siendo extraordinariamente inteligente no pudo discernir la personalidad distorsionada de quien estaba amando desmedidamente, de quien no tenía la capacidad de valorar a quien tenía a su lado como esposa y compañera. Y un día sin saber en qué punto de su vida había perdido su equilibrio emocional lo confronta en un momento que sería el final de su vida. Surgió el animal feroz que adormecía en Él, y la atacó como tal. Terminó con su vida y como un auténtico animal escondió su presa.»

No cabe en una mente equilibrada cómo un hombre puede golpear y asesinar fríamente a aquella mujer que creyó en sus palabras, aquella mujer que le confió su vida para construir un futuro juntos, de pronto este hombre inconsciente de toda moral y sensibilidad la traiciona, y al verse confrontado en su error se transforma en un ser completamente irracional, solo un ser carente de amor y moral puede tener el valor de lastimar y es que cuando amamos también nos nace la fuerza para atrevernos a ser auténticos colaboradores en todo su contexto de la grandeza de la creación.

Sin duda son las experiencias las que marcan nuestro camino y las que nos enseñan a ver el mundo y a las personas con todas sus imperfecciones y hacer conciencia, a aprender y a estar en disposición de recibir nuevas vivencias con una mentalidad clara y con la valentía para rechazar lo que no es bueno para nuestra vida.

¿Pero qué pasa cuando nos equivocamos al elegir a quién amar? Es realmente devastador no poder expresar este sentimiento en todos sus sentidos, en todas sus versiones, en todas sus presentaciones y en todos sus aspectos con alguien en quien no encuentra resonancia aquel sentimiento que tiene tanto significado en nuestra vida.

Todo sería diferente en una relación de pareja, si ambos están conscientes que el amor es un proceso de crecimiento que nos transforma en seres superiores, que nos despierta nuestra capacidad de asombro, y nos da la sensibilidad de la contemplación, impulsándonos a niveles infinitos de conciencia.

Siendo el amor la fuerza que Dios deposita en el corazón de todos los seres humanos, a cada uno corresponde decidir de forma consciente cómo vivir esta experiencia y con quién la vamos a vivir por ser la más hermosa que el ser humano puede abrazar.

Y recordarnos al mismo tiempo a nosotros mismos lo que llevamos en el corazón y que somos seres capaces de hacer lo bueno ante Dios y ante el mundo, que nuestra tarea es modificar nuestra propia existencia, cambiar nuestro ser y rebasar el límite de nuestras potencialidades.

Cuando el amor es auténtico surge con la fuerza de la audacia consciente, que nos impulsa a correr riesgos para conquistar lo que amamos.

De tal forma que cabe preguntarnos: ¿Cómo debo canalizar eficazmente la fuerza del amor que me ha sido otorgada, primero para amarme a mí misma, y para luego convertirme en la persona que estoy destinada a ser en este mundo? La respuesta debe ser aquella que nos dé la pauta para hacer de nuestra vida una obra magistral, digna de las manos divinas que nos crearon.

Solamente un amor equilibrado y dentro de los márgenes de una conciencia elevada nos hace servidores y cuidadores de nuestros semejantes, porque amar es Cuidar respetando la individualidad de aquella persona a quien amamos, pero sobre todo amar es un concepto universal relativo a la afinidad o armonía entre dos seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías.

La autora es docente, poeta y columnista internacional.