Deportes

Alonso: «Solo quiero ganar, como McLaren»

Fernando apunta a que «la FIA debía estar tomando una Heineken» al retrasar tanto la penalización a Palmer por adelantarle cortando la chicane

El asturiano desveló que ha tenido problemas de cambio desde la quinta vuelta y se ha retirado para poder estrenar una en Singapur sin penalización

Fernando Alonso, que se quedó tirado con el coche clásico con el que tenía que saludar a los tifosi, se quejó de que no sancionaran inmediatamente a Jolyon Palmer por saltarse una chicane para pasarle y reiteró que de cara al futuro «solo quiero ganar, como McLaren».

El asturiano ha vuelto a vivir una carrera complicada, difícil, con muchos problemas técnicos añadidos al hecho de que salía desde la última fila de la parrilla al sumar 35 posiciones de penalización por los diferentes cambios que han hecho de motor para estar más preparados en Singapur, donde el equipo ve una gran oportunidad de hacer una buena carrera.

“Toda la carrera he tenido problemas de cambio. Desde la vuelta cinco no cambiaba el coche, no podía bajar las marchas, hacía algunas curvas en octava, en otras iba en cuarta en la recta… al final el problema ha ido a más y me han pedido que parara y así pondremos una caja de cambios nueva en Singapur. Cuando te retiras tienes esa posibilidad y acabar hubiera significado tener que ser penalizado en Singapur”, apuntó el asturiano.

Del pique con el Renault de Jolyon Palmer, con el que ya tuvo sus más y sus menos la pasada semana en Spa, explicó que “con él no ha pasado nada. Llegamos a la chicane parejos, frenamos tarde los dos, él se saltó la chicane y siguió hacia delante y en el reglamento está claro que hay que devolver la posición, pero esta vez la FIA estaría tomando una Heineken”, se lamentó Fernando, en alusión a que la sanción al inglés llegó con mucho retraso.

El símil del penalty

Más que los cinco segundo de penalización que le cayeron a su rival, entendía Fernando que «es igual porque se si se va a diez segundos y después le ponen 9,9. Además, lo que nos pasaba eran también problemas de temperatura y con Palmer cerca se agravaba todo. Pero más que nada es cuestión de que si coger la pelota con la mano es penalty, que sea penalty siempre. Los problemas con el cambio ya eran antes de todo lo de Palmer, siendo un segundo y medio por vuelta lo que he perdido durante toda la carrera”. En esta ocasión considera que estuvo más comedido en sus comentarios a través de la radio e insistió en que «no he hecho ningún mensaje hoy. Es bastante claro que es una penalización, pero cuando estás luchando por el 16 y 17 da igual, pero la gente quiere ver una cosa normal no una fiesta”.(tomado de Sport)