Opinión

ALKU, una marca ecuatoriana con calidad comprobada

“La pintura de los juguetes de perritos tiene partículas de cloro y bromo que a la larga les hace daño”

Hay quienes piensan desde el corazón. Es el caso de Juan Sebastián Espín, un joven emprendedor que detectó un inconveniente que afectaría a la salud de los perritos; los juguetes los que normalmente adquirimos en el supermercado o tienda de mascotas, son producidos con plástico y pintura tóxicos para cualquier ser vivo.
Entonces, no se quedó de brazos cruzados e investigó y produjo una solución…montó su propia línea de productos para mascotas: Alku.
Esta idea nació como un tema de tesis de pregrado de la carrera de Marketing y fue consultada con una serie de especialistas y veterinarios que no hicieron más que amparar la hipótesis de Juan Sebastián.
Luego, empezó su mini-producción de juguetes hechos con hilo de plástico pet, rellenos con algodón y poliéster re-utilizado y etiquetados con papel de caña reciclado; lo que además los hace amigables con el medio ambiente.

Los beneficios y la calidad del producto pronto se pusieron a prueba y Alku superó todas los desafíos. A pesar de las creencias sobre la calidad de producto nacional y la alta competitividad del mercado, pronto el equipo de esta empresa crecería y se incorporarían nuevos modelos de juguetes, canales de mercado y más productos.

En el equipo hoy existen 7 personas entre producción, ventas, veterinario y diseño. Y actualmente se encuentran desarrollando una estrategia colaborativa para producir las primeras galletas para mascotas orgánicas sin conservantes ni químicos, que también pueden ser consumidas por humanos.

Alku es una marca orgullosamente ecuatoriana, desde su nombre, ya que el término es un vocablo quechua que significa ‘perro’. Y su valor diferencial es el amor a los detalles con el que se hacen cada uno de sus productos, por ejemplo, el empaque de sus galletas está elaborado pensando en la experiencia del usuario y en cómo hacer más práctica su vida.

En el futuro Alku se proyecta a diversificar sus modelos de juguetes incursionando en impresión 3D responsable, más sabores de galletas y llegar a otras especies.

El impacto social y ambiental que genera este emprendimiento es digno de ser reconocido. Alku es uno de los proyectos germinados en ImpaQto y uno de los coworkers con los que más hemos aprendido a dar este salto social.

Por: www.impaqto.net