Internacional

Alemania introducirá cuotas vinculantes para presencia de mujeres en directorios de empresas

Las mujeres ocupan sólo el 7 por ciento de los puestos del directorio ejecutivo de las mayores 30 compañías del índice alemán DAX.

BERLÍN. La coalición gobernante de la canciller Angela Merkel acordó un borrador de ley que requiere que las principales compañías de Alemania den a las mujeres un 30 por ciento de los puestos en los directorios no ejecutivos a partir de 2016, pese al recelo conservador y a la oposición de los empresarios.

Tienen apenas el 25 por ciento de los cargos en los directorios no ejecutivos, según el centro de estudios económicos DIW, aunque este porcentaje está por encima del promedio del 20 por ciento para las mujeres europeas, según datos de la UE. Establecer cuotas vinculantes en la mayor economía de Europa es una medida impulsada por los socialdemócratas de centroizquierda del SPD, el socio menor en la coalición de Merkel.

El borrador de la ley, acordado a última hora del martes por representantes de la coalición, afectará a más de 100 compañías que cotizan en bolsa y que tienen representación de empleados en sus consejos de supervisión.

Otras 3.500 compañías medianas deberán determinar su propia cuota para cargos ejecutivos y de supervisión, dijeron funcionarios del partido. En el 2003, Noruega se convirtió en el primer país del mundo en imponer una cuota de género requiriendo al menos que un 40 por ciento del directorio de compañías que cotizan en bolsa esté integrado por mujeres. Otros países, incluyendo a Francia, España y Holanda, hicieron lo mismo.

Merkel, la primera canciller de Alemania que lidera un gabinete integrado por hasta un 40 por ciento de mujeres, no era especialmente entusiasta sobre las cuotas, pero estuvo de acuerdo en imponerlas como parte de un acuerdo de coalición alcanzado después de que no consiguió una mayoría absoluta en las elecciones.

“Hemos tomado una decisión, será implementada y la presentaré en nuestra reunión de gabinete del 11 de diciembre. No podemos darnos el lujo de renunciar a la experiencia de las mujeres”, dijo al Parlamento. La ministra de Familia del SPD, Manuela Schwesig, dijo que esperaba que la ley generara un cambio fundamental en la cultura empresarial en Alemania.

No habrá excepciones, agregó el ministro de Justicia Heiko Maas, del SPD, calificando de histórico el acuerdo. (Reuters/ La Nación)