Economía

Alemania exigirá etiqueta obligatoria de bienestar animal

Al anunciar la medida en el Bundestag, el nuevo ministro federal de Agricultura, Cem Özdemir, dijo que el sistema de etiquetado debería cubrir la cría, el transporte y el sacrificio del ganado.

Özdemir, un miembro verde del gobierno de coalición recientemente elegido, dijo que la etiqueta debía introducirse junto con el apoyo a un nuevo sistema de producción que reemplace el actual “sistema de explotación”, de acuerdo con una publicada en el portal agromeat.com

En particular, el político verde ha enfatizado la difícil situación financiera de los ganaderos alemanes. Un mayor bienestar animal, que dijo significará menos animales en la granja, no debería tener un impacto negativo en los ingresos de la explotación, argumentó Özdemir, insistiendo en que ya no se deben tolerar los “productos baratos” entregados a expensas de los productores.

“La mejora del bienestar animal en las granjas no se puede lograr con un costo cero”, admitió.

El sector ganadero alemán se ha visto particularmente afectado por las presiones financieras y Özdemir insistió en que no es aceptable que los productores reciban 22 céntimos de cada euro que los consumidores gastan en carne de cerdo al por menor. “No continuaré aceptando el sistema de explotación”, señaló el ministro de agricultura, hablando en Berlín.

La retórica fue bien recibida por la Asociación de Agricultores Alemanes, Deutscher Bauernverband, que estuvo de acuerdo en que existe una necesidad apremiante de mejorar las perspectivas económicas de los productores del país y, al mismo tiempo, hacer la transición a un sistema alimentario menos dañino para el medio ambiente.

Joachim Rukwied, presidente de la Asociación Alemana de Agricultores, dijo que este período legislativo vería a ‘muchas granjas’ trazar un curso entre ‘un mayor desarrollo’ y dejar de comerciar.

“El anuncio ahora debe ser seguido rápidamente por pasos concretos para su implementación. Es importante garantizar la diversidad en la estructura agrícola en Alemania y evitar rupturas estructurales: el Gobierno Federal tendrá que medirse con esto”, respondió Rukwied.

La prueba, continuó el dirigente, será convertir la ambición política en acción lo suficientemente rápido como para brindar a los agricultores el apoyo que necesitan. “La situación económica en muchas granjas sigue siendo tensa y desastrosa para los criadores. El tiempo es esencial aquí. Los agricultores están dispuestos a apoyar la conversión de la cría de animales. Es importante para los próximos meses que se asegure una forma viable y confiable de financiamiento. Se debe crear un fondo financiero separado para esto. Nuestros agricultores ahora necesitan con urgencia decisiones políticas para poder desarrollar aún más sus granjas”.

Una encuesta reciente realizada por Kantar encontró que el 88 % de los alemanes apoya mejores condiciones de cría de animales. El etiquetado estatal obligatorio de las condiciones de crianza para “toda la carne y los productos lácteos” en el comercio minorista y la gastronomía fue identificado como particularmente importante” por el 78 % de las personas.