Realidades

Alejandra Argudo, carismática, alegre y jovial en el Miss Universo

Su diseño está inspirado en la línea de rascacielos de Nueva York, sede de la organización Miss Universo y ciudad en donde vivirá la ganadora del certamen.

GUAYAQUIL. Esta noche, 20:00, se disputará la corona a la mujer más bella. Se trata del certamen Miss Universo, que tendrá lugar en el centro deportivo de la Florida International University (FIU), ubicado en la ciudad estadounidense de Doral.

Alegre, carismática y con unos ojos claros que parecen sonreír con tan solo una mirada, así de sencilla se mostró la Miss Ecuador Alejandra Argudo, quien es parte de las 88 mujeres que luchan por convertirse en la sucesora de la Miss Universo 2013, la venezolana María Gabriela Isler.

La ganadora usará una corana diseñada por la firma de joyas Diamond International Corporation, la diadema está hecha de oro blanco de 18 quilates, zafiros y topacios, y está avaluada en 300 mil, más de 700 millones de pesos.

Ante esto, la oriunda de Manabí, y de 22 años compartió un rato con Viva el jueves en el encuentro que las candidatas tuvieron con la prensa, en el hotel Crowne Plaza Airport de Miami.

¿Cómo se siente para este día?

Muy bien y emocionada. Ya mañana (hoy para los lectores) les vamos a dar un adelanto de lo que será la noche final. Me siento un poquito más lista.

¿Cómo siente que le fue en la entrevista con los jueces?

En la entrevista siento que me fue superbién. Llegué un poquito nerviosa pero ya cuando entré a la sala se me fueron todos los miedos. El jurado me hizo sentirme bien. Fueron amables conmigo, bromeamos un poco, nos reímos, pero siento que me fue bien. Las preguntas que te hacen es sobre tu vida, tu experiencia, así que no hay manera de equivocarse si contestas con sinceridad.

¿Qué opinión le merece la candidata de Costa Rica?

¡Es bella! Karina (Ramos) es una chica supe preparada, una chica que tiene mucha oportunidad de llevarse esa corona. ¡Es mi competencia también! (aseguró alzando la voz). A pesar de eso es divina. Es mi compañera y somos vecinas de cuarto. Ahí nos tocamos la pared de vez en cuando (contó soltando una carcajada).

¿Qué son esas cosas que pasan cuando están descansando en sus cuartos? ¿Se visitan unas a otras?

(Risas). El lunes tuvimos una fiesta de pijamas. Nos reunimos República Dominicana, Costa Rica, El Salvador, y Venezuela que es mi compañera de cuarto. Estábamos recién llegadas a este nuevo hotel (Crowne Plaza). Estábamos felices conversando un poco de lo vivido y descubrimos que tenemos nuestro propio código para comunicarnos… ¡por la pared! Son nuestros golpecitos para comunicarnos (risas). De verdad que lo estamos disfrutando y lo estamos pasando bien.

¿Cree que por celebrarse el certamen en Miami, las latinas tienen ventaja?

Puede ser ventaja o desventaja, dependiendo de quién es el jurado, de qué es lo que están buscando. Quizá la gente en Miami está tan acostumbrada a las latinas que no somos exóticas, como sí puede serlo una asiática. Depende mucho de lo que quiera el jurado este año, de lo que busca la organización Miss Universo y lo que la chica traiga para demostrarle a todos.

En la pasada edición su antecesora Constanza Báez llegó al top 5, ¿qué consejo le dio ella?

Hoy, justamente (ayer para los lectores), hablé con ella por mensajes. Me mandó muchas bendiciones. Me dijo que lo disfrute, que lo viva, que sea yo misma, que esto solo pasa una vez en la vida así que debo sacarle el máximo provecho a esta experiencia. No hay mejor manera que disfrutarlo cada día. (Internet/DO)