Actualidad

Alcalde Nebot inauguró la cruz y gruta de la Santísima Virgen Madre en la iglesia San Antonio de Padua

La cruz, de 37 metros de alto, que se divisa desde distintos puntos de la urbanización.

GUAYAQUIL. El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot,  inauguró la Cruz Gloriosa y la Gruta de la Santísima Virgen Madre, Puerta del Cielo, instaladas en la iglesia San Antonio de Padua, conocida como del hermano José Gregorio, en Urdesa Norte.

 La cruz, de 37 metros de alto, que se divisa desde distintos puntos de la urbanización, constituye una de las obras de regeneración que el Municipio ejecutó, a través de la Fundación “Guayaquil Siglo XXI”, a beneficio de los feligreses de esa parroquia.

 “Aquí está la cruz en lo más alto del firmamento, que desde esa cruz, que es la luz de Dios, nos ilumine a todos por el bien del presente, y sobre todo hoy, más que nunca, del futuro de Guayaquil y el Ecuador que lo necesitamos bastante”, dijo el burgomaestre en su discurso de rigor.

 En una primera etapa, el Municipio de Guayaquil construyó una escalinata interior en la estructura de la base donde en la segunda fase se colocó la imponente  cruz, que fue diseñada por José Vera Donoso, como una réplica de la Cruz Gloriosa de Francia  elaborada en bronce. Adicionalmente, se edificó la gruta de la Santísima Virgen Madre, Puerta del Cielo.  (MUNICIPIO DE GUAYAQUIL)