Actualidad

Alcalde Nebot: El gobierno se está apropiando ilegítima e indebidamente de los fondos de las ciudades, provincias y juntas parroquiales

Por las rentas que corresponden a los meses de diciembre y enero, a Guayaquil se le debe 52 millones y medio de dólares.

GUAYAQUIL. El alcalde Jaime Nebot, en entrevista radial el miércoles 3 de febrero, reclamó al gobierno la apropiación indebida e ilegítima de los fondos recaudados de los gobiernos autónomos descentralizados, GADs, lo que calificó como un atropello y un despojo de fondos. Por las rentas que corresponden a los meses de diciembre y enero, a Guayaquil se le debe 52 millones y medio de dólares, denunció.

“A Guayaquil se le deben ya dos meses, y uso la palabra debe, aunque no es la correcta, porque la gente así lo entiende, porque esto no es una deuda, es un atropello, una retención indebida y un despojo de fondos, 52 millones y medio de dólares por los meses de diciembre y enero, pero hay municipios a los que se les debe más, pero si solo se les debiera 2 meses a los gobiernos autónomos descentralizados, los GADs, la deuda, entre comillas, supera los 550 millones de dólares”, ha acusado.

Explicó que no se trata de una deuda porque la Constitución de la República y las leyes establecen que esas son rentas de los gobiernos autónomos que el gobierno simplemente las recauda con el deber de entregarlas a sus dueños, los gobiernos seccionales. “Si yo le debo a usted un dinero, soy un deudor, pero si alguien a mí me entrega dinero suyo, para que a su vez yo se lo entregue a usted y yo no se lo doy, yo estaría delinquiendo, esa es la diferencia”,

El gobierno, reiteró, se está apropiando ilegítima e indebidamente de los fondos de las ciudades, de las provincias, de las juntas parroquiales y esos son dineros de los ciudadanos, para la obra pública, especialmente de los pobres y de la clase media, de todos los ecuatorianos, para pagar los salarios de los empleados de todos los municipios, prefecturas y juntas parroquiales. “No puede el gobierno contagiar su crisis, de carácter financiera, echando mano al dinero que no le pertenece”, ha afirmado.

Llamado a la ciudadanía
“Yo llamo a la ciudadanía, ya severamente, a ir profundizando en el daño que se está pretendiendo hacer. Vamos a llenarnos de paciencia primero, vamos a esperar que estos señores inmediatamente recapaciten y que devuelvan lo que han tomado. He escuchado al señor Presidente que dice: ‘no dicen que son autónomos, y que la primera autonomía es la financiera’. Por supuesto que la primera autonomía es la financiera. El Cabildo guayaquileño no le ha pedido en 9 años de gobierno, a este gobierno, un solo centavo, ni verbalmente ni por escrito, ni se lo ha dado tampoco. Aquí no estamos pidiendo plata, estamos indicando entreguen nuestra plata que es la base de la autonomía financiera, más allá que en el caso de Guayaquil, un 38% de nuestras rentas son recaudadas por el Gobierno, el resto es generación propia”.

Comparó que esto es exactamente igual a que si cuando el Municipio recauda el IVA para el Gobierno no se lo entregue cada mes, o sea un delito, pero “pese a que nos deben plata, porque en la vida hay que practicar lo que uno predica, pese a que se han cogido la plata, nosotros entregamos puntualmente el IVA respectivo al Estado, porque eso es lo serio”.

Las crisis de financiamiento, indicó, que se dan por deficiente capacidad de manejo, no se pueden resolver contagiando la crisis al sector privado, a los municipios, a las juntas parroquiales, a los consejos provinciales, “porque entonces el mal no se cura y se vuelve una epidemia, se agrava, y la víctima de esto es el ciudadano, a través de la paralización económica, de la falta de inversión, de interrupción de la cadena de pago, del desempleo permanente”.

Entonces, dio la voz de alarma: “Vamos concientizándonos de este atropello, vámonos preparando para actuar de manera como corresponda en el momento apropiado”.

Los TBC
El alcalde guayaquileño diferenció los papeles de estado o bonos estatales de los Títulos del Banco Central, TBC que recibe el Municipio por el pago del IVA de parte del gobierno. Dijo que éstos son válidos a la par para pagar, a través de tercero, la empresa privada, pública o contratistas, el mismo IVA, el ICE o el impuesto a la renta, por lo que el Cabildo porteño no se ve perjudicado en sus finanzas ni en el valor de lo entregado por el estado de las recaudaciones respectivas. Su valor es a la par, es como dinero sin ningún descuento como sucede con los bonos de Estado que se desvalorizan, ha explicado; esto ante la proposición periodística de la posibilidad de recibir papeles del Estado por el pago de las transferencias.

“Yo reclamo por todo el país, por todos los cantones, por todas las provincias y por todas las juntas parroquiales, pero evidentemente, vamos a pelear por lo nuestro porque esto significaría enfermar, afectar, a quienes están sanos, no sé si por perversidad o por irresponsabilidad y eso no lo vamos a permitir”, añadió.

Fumigaciones para controlar a los mosquitos vectores
Respecto a las acciones municipales para controlar la proliferación de mosquitos transmisores del zyca, dengue y otros, el alcalde Nebot recordó que perennemente, a pesar de que no le corresponde por ley al Municipio de Guayaquil emprender la fumigación, éstas han sido asumidas por el Cabildo todos los años con campañas de fumigación antimosquitos durante el invierno, tiempo de su proliferación, y con lo propio para la desratización durante el verano.

Señaló que en la actualidad se han, debido a la amenaza del zyca, intensificado y se están dando con más fortaleza en las zonas identificadas como vulnerables en la ciudad, acompañadas de campañas de concienciación ciudadana para que la gente aprenda a cuidarse no dejando recipientes con agua a la intemperie, manteniendo limpio sus patios y los canales comunes de desfogue de aguas lluvias para evitar la cría de este insecto vector.

Acciones frente al invierno
Después de aclarar que las últimas pocas inundaciones acaecidas durante las lluvias de las semanas precedentes en la ciudad se deben a la coincidencia con la pleamar o marea alta, unas, y otras al taponamiento deliberado de las alcantarillas, como fue el caso de la ciudadela Martha de Roldós, donde pronto se anunciará una solución definitiva, el alcalde guayaquileño relevó que ahora la ciudad está mejor preparada en su infraestructura para enfrentar el invierno y relató algunas obras que se han realizado, y que se realizan para fortalecerla en ese sentido.

Recordó que ya se han construido cuatro ductos cajones, donde antes habían zanjas de desfogue de aguas lluvias en el sector de la Unión de Bananeros, en Los Guasmos, faltando solamente dos, que durante este mes empezarán su construcción. Igual caso fue la solución que se implementó en Las Orquídeas donde se implementó una solución efectiva a través de una gran obra de ingeniería, para evitar las inundaciones que ahí se producían en cada invierno.

Importación de válvulas
Anunció que se ha importado alrededor de 20 válvulas, muy importantes, porque, colocadas en los sitios estratégicos, impiden que el agua entre cuando sube la marea y llene los canales de drenaje, que en vez de ser reservorio para drenar, se convierten en zonas negativas por la influencia de la marea que entra. “Estas válvulas impiden que el agua entre y, al revés, cuando llueve empujan y se abre la válvula para que salga el agua”.

Esta medida emergente es hasta que llegue el dragado que, esperó, que se inicie conforme lo han anunciado las autoridades provinciales y gubernamentales, el próximo mes de mayo. “Esta es una solución muy importante. Hasta el 20 de este mes deben estar colocadas la mitad, las otras están llegando y las iremos colocando a medida que vayan arribando al país. Esta es una solución definitiva, muy importante y probada en otras partes del mundo”.

Reparó que en la ciudad existen más de 24 mil cuadras y que en muy pocas se registran las inundaciones, que son momentáneas, lo que prueba que el sistema de drenaje funciona pero se ve contrarrestado por la altura de las mareas incrementadas por la falta de dragado de los ríos de la cuenca del Guayas. (Municipio de Guayaquil)