Actualidad

Albornoz espera informe del accidente en Coca Codo Sinclair

El accidente se produjo en la zona del pozo vertical de la tubería de presión, que da hacia la subterránea casa de máquinas de la hidroeléctrica.

GUAYAQUIL. Esta semana, el ministro de Electricidad y Energía Renovable, Esteban Albornoz, anunció que espera el primer informe sobre la causa que originó el derrumbe en el pozo de presión 1, que dejó 13 muertos y 12 heridos.

Cinco de estos últimos se recuperan en el hospital Carlos Andrade Marín, de Quito, del accidente ocurrido en el proyecto hidroeléctrico Coca Codo Sinclair. Tres de ellos se encuentran en la unidad de cuidados intensivos y su evolución se mantiene en reserva por la gravedad de sus heridas.

Coca Codo Sinclair, una obra que costará unos $2,245 millones, entrará a operar en febrero de 2016 y generará unos 1,500 megavatios, un 36% de la energía que consume actualmente Ecuador.

Pero este no es el primer accidente en la construcción de una hidroeléctrica en el país, en abril pasado, cuatro técnicos en explosivos, de nacionalidad china, murieron a causa de una explosión en otra hidroeléctrica, en los pozo subterráneo de la central Sopladora, construida por la china Gezhouba, que se construye en el sur del país, también financiada por Pekín.

Coca Codo Sinclair forma parte de una red de ocho hidroeléctricas en construcción como Sopladora, Minas San Francisco, Toachi Pilatón, Delsitanisagua, Manduriacu, Quijos y Mazar Dudason, con las que Ecuador espera dejar de importar energía eléctrica y convertirse en un exportador de energía limpia.

“Vamos a realizar todas las investigaciones con el fin de determinar de forma técnica qué es lo que sucedió”, dijo el ministro al noticiero de Gama TV.

Esto mientras que un obrero se encontraba recuperándose en un hospital de Riobamba,  y en El Chaco, donde eran atendidos tres más. Estos cuatro pacientes eran de menor gravedad.

Este pedido se suma al que hizo el pasado miércoles, el Pleno de la Asamblea Nacional, con 118 votos, aprobó la resolución, que a través del Grupo Parlamentario Amazónico y de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores y de la Seguridad Social, dará seguimiento a las investigaciones que realicen las instituciones responsables de las mismas y recibirá del Ministerio de Relaciones Laborales el informe correspondiente dentro del marco de sus competencias. (DO/La Nación)