Economía

Airbus entregará su primer avión producido en su planta de EE.UU.

Airbus busca «estar más cerca del cliente norteamericano» y disputarle una tajada en su mercado local a la estadounidense Boeing.

MIAMI.  El grupo europeo Airbus presentará el lunes el primer avión producido en su planta de ensamblaje de Alabama (sur de EE.UU.), una aeronave modelo A321 que será entregada en un ceremonia especial a la compañía aérea JetBlue.

De esta manera, con la entrega del primer avión de la familia A320 -de un solo pasillo- el grupo aéreo inicia formalmente su andadura en el mercado estadounidense, el más grande del planeta para este tipo de aeronaves.

Y lo hace con una ceremonia que se desarrollará en su planta de Mobile (Alabama), con una superficie de más de 215.000 metros cuadrados y que fue inaugurada en septiembre pasado con la promesa de lograr la fabricación de hasta 50 aviones para el año 2018.

Según informa la compañía, antes de su entrega a la aerolínea estadounidense JetBlue el avión A321, el de fuselaje más largo dentro de la familia de los A320 y con capacidad hasta 220 pasajeros, efectuó con éxito en marzo pasado un vuelo de prueba desde la ensambladora de Mobile.

A la ceremonia de entrega, a la que han sido invitados medios nacionales e internacionales, acudirán el vicepresidente de Airbus en EE.UU., Daryl Taylor, el jefe de Operaciones, John Leahy, y el presidente y director ejecutivo de JetBlue, Robin Hayes.

Con la instalación de la planta de Mobile, ciudad de poco más de 200.000 habitantes, Airbus busca «estar más cerca del cliente norteamericano» y disputarle una tajada en su mercado local a la estadounidense Boeing.

La factoría de Mobile se sumó desde septiembre pasado a las plantas de Hamburgo (Alemania), Toulouse (Francia) y Tianjin (China), esta última inaugurada en 2008 y la primera del grupo levantada fuera de Europa, en la que suministra exclusivamente a compañías del gigante asiático.

El presidente de Airbus, Tom Enders, destacó en el pasado que la decisión de montar la planta de Alabama se justifica porque Estados Unidos es el primer mercado en el mundo para los aviones de un solo pasillo, en el que Airbus, antes de construir el complejo de Mobile, tenía una cuota de un 19 a un 20 %, cuando en otros mercados se sitúa en torno al 50 %.

Desde que la compañía anunció que construiría la ensambladora de Mobile, que implicó una inversión de 600 millones de dólares, la demanda de aviones A320 le permitió aumentar su cuota en Norteamérica hasta un 40 %.

De acuerdo con cifras de la compañía, hasta marzo de este año Airbus ha fabricado un total de 16.361 aviones, de los cuales el mayor número, 12.458, corresponde a la familia de los A320, que aparte del modelo A321 está compuesta también por los A318, A319 y A320.

Tal como estima el consorcio europeo, la demanda total para esas aeronaves en los próximos 20 años será de 20.000 unidades en todo el mundo, de las cuales 4.700 corresponden a Norteamérica. (EFE/La Nación)