Internacional

Ahijado y sobrino de Maduro se enfrentan a una pena máxima de cadena perpetua

Tras ser detenidos esta semana en Puerto Príncipe (Haití) y entregados a las autoridades estadounidenses, está previsto que los dos acusados comparezcan este jueves por primera vez en el juzgado federal de Manhattan, informó la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

NUEVA YORK. El ahijado y un sobrino del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fueron imputados este jueves por conspirar para introducir cocaína en Estados Unidos y comparecerán en las próximas horas ante un juez federal en Nueva York.

Según la Fiscalía, Efraín Antonio Campo Flores, ahijado del mandatario venezolano, y Francisco Flores de Freitas, sobrino suyo, participaron en varios encuentros durante el mes de octubre para organizar el envío de un cargamento de droga a través de Honduras.

Tras ser detenidos esta semana en Puerto Príncipe (Haití) y entregados a las autoridades estadounidenses, está previsto que los dos acusados comparezcan este jueves por primera vez en el juzgado federal de Manhattan, informó la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Por ahora, los dos jóvenes están acusados formalmente de un cargo de narcotráfico, según la imputación aprobada por un gran jurado de Nueva York, un primer paso habitual en muchos procedimientos judiciales en el país.

Según ese documento, hecho público este jueves, Campo Flores y Flores de Freitas conspiraron junto a otras personas para introducir en el país al menos cinco kilos de droga.

El texto, que no da muchos detalles, señala que los dos participaron en reuniones en Venezuela durante octubre relacionadas con el envío de la cocaína a Estados Unidos.

Campo Flores, de 29 años, fue criado por la esposa del presidente venezolano, Cilia Flores, quien es tía del otro detenido, Francisco Flores de Freitas.

Su caso llega en un momento en el que hay varias investigaciones abiertas en Estados Unidos sobre presuntas actividades del narcotráfico y lavado de dinero por parte de la cúpula militar venezolana, la policía y funcionarios del Gobierno.

En un mensaje en Twitter, Maduro afirmó tras conocerse la detención de los dos hombres que su país seguirá “su camino” pese a lo que consideró “emboscadas imperiales”. (EFE/La Nación)