Opinión

Agua y Agricultura

Ing. Pedro Álava González. M.Sc./U.S.A.

En estas horas de efervescencia política, evito como técnico Involucrarme en ella pues prefiero centrarme en mi área de especialización y dejar los asuntos políticos a aquellos que están específicamente formados para ello, y así no afectar la percepción pública de la imparcialidad y la objetividad de mi trabajo técnico.

Alla por el año 1840 el científico alemán justus von Liebig, acertó creando la Ley del mínimo que afirma que los máximos rendimientos o cosecha por unidad de superficie sembrada, estarán siempre limitados por el factor en mínimo. Mucho énfasis ponemos sobre la fertilidad del suelo, fertilizantes, y sus generalidades, e igualmente sobre plagas y enfermedades y poco lo relacionado con la calidad del agua y su impacto ambiental.

El medio ambiente puede clasificarse como un sistema en el cual interactúan varios elementos importantes de la naturaleza, como los factores abióticos (agua, suelo, aire) y los bióticos (seres vivos), entre los cuales se encuentra el hombre y su cultura, la cual es un bien intangible, Pues bien, enumerar todos los causales que han impactado negativamente es cansino, pero en lo que nos compete, muchas veces el desmedido uso y aplicación de pesticidas y fertilizantes con el afán de obtener altos rendimientos por unidad de área sembrada sin encontrar dicho factor en mínimo ha sido fatal, o sobre explotar la minería, con el uso indiscriminado de muchos químicos pesados y/o tóxicos como arsénico, mercurio, plomo, etc. En resumen, hoy la salud ambiental está en emergencia pues poco o nada ha controlado el ministerio responsable del problema.

El hombre sin lugar a duda jamás pensó en preservar intacta nuestra biodiversidad y no tuvo conciencia responsable en la explotación de nuestros recursos naturales y ha venido abusando por ignorancia e irrespetando al medio ambiente de diversas maneras y hablando en metáforas, parecería un perverso empeño del odio del hombre contra el planeta para describir las acciones humanas que dañan gravemente el medio ambiente.

 Verbo y gracia, en la agricultura muchos pesticidas organofosforados y carbamatos, así como los herbicidas a base de glifosato han sido objeto de controversia por su posible relación con el cáncer y actúan a largo plazo como como disruptores endocrinos. Lo propio en las explotaciones auríferas el uso de químicos pesados y/o tóxicos como arsénico, mercurio, plomo etc., ellos llegan tarde o temprano a través de corrientes de agua subterráneas o directamente cuando llueve por escorrentía a contaminar las fuentes naturales de agua; desde hace muchos años vengo recomendando al ministerio del medio ambiente la instalación de estaciones de rastreo ubicadas a lo largo de esteros, quebradas, ríos y calar, de igual manera, con el uso de pozos de observación y piezómetros conocer la gradiente del agua del subsuelo. Monitorear el agua del subsuelo es crucial para gestionar adecuadamente los recursos hídricos, proteger la calidad del agua y prevenir problemas ambientales, para ello, se tienen que perforar pozos de observación específicamente para monitoreo a diferentes profundidades para obtener muestras representativas de las capas acuíferas y con el uso de un  muestreador “Bailer” que son dispositivos pocos costosos desechables disponibles para pozos de observación que emplean piezómetros de 1” hasta 4”, ellos  capturan muestras de agua del subsuelo, estas muestras deben periódicamente analizar su calidad, niveles de contaminantes, pH, conductividad y otros parámetros; es necesario igualmente medir también la gradiente para rastrear de donde provienen los contaminantes identificados, así en cada estación obtendremos su punto de origen y de esta manera llegaremos donde los responsables.

¿Qué es una TMDL? Determinación científica de la cantidad máxima aceptable de un determinado contaminante que el agua superficial y del subsuelo (Total máximum daily load) puede absorber y seguir cumpliendo las normas de calidad del agua que protegen la salud humana y la vida acuática.

Los cuerpos de agua que no cumplen con los estándares de calidad del agua se identifican como «deteriorados» para los contaminantes particulares de preocupación (nutrientes, bacterias, mercurio y más) y se deben desarrollar, adoptar e implementar TMDL para esos contaminantes a fin de reducir los contaminantes y limpiar el cuerpo de agua.

Volviendo al tema de riego; La calidad del agua utilizada para el riego puede afectar sustancialmente varios aspectos del crecimiento y desarrollo de los cultivos.  El pH, la alcalinidad y los niveles de sales solubles del agua deben controlarse para garantizar la calidad del agua durante la temporada. El tratamiento del agua y los ajustes a los niveles de nutrientes pueden ser necesarios en algunas situaciones.

ANALISIS DE AGUA: PARAMETROS REQUERIDOS:

a.- Concentración Total de Sales solubles, o salinidad. Expresado en E.C. (Conductividad Eléctrica) y también T.D.S. (Solidos totales disueltos).

b.- Concentración Relativa del Sodio con relación a su composición iónica total de aniones y cationes, o sodicidez.

c.- Composición Aniónica del agua especialmente las concentraciones de Bicarbonatos y Carbonatos.

d.- Concentración de otros iones tóxicos como: Boro, cloro y otros elementos que pueden afectar el desarrollo de las plantas y el suelo.

e.- Solidos totales en suspensión si usted posee sistemas de riego por goteo para diseñar el tipo de filtrado que evite el taponamiento de sus emisores.

La calidad del agua utilizada para el riego puede tener un impacto sustancial en el crecimiento y desarrollo de los cultivos hortícolas, especialmente en sistemas de cultivo protegidos y sin suelo. La mala calidad del agua puede provocar deficiencias y toxicidades de nutrientes, daños por sal en las raíces y el follaje, aumento de los niveles de enfermedades de las raíces, crecimiento lento y, con el tiempo, la muerte de las plantas. Hay muchos aspectos de la calidad del agua en relación con el riego. El pH, la alcalinidad y el nivel de sales solubles del agua de riego son particularmente importantes por sus efectos en el crecimiento de los cultivos, ya que afectan la disponibilidad y el equilibrio de nutrientes en el medio de cultivo.

ACIDIFICACIÓN DEL AGUA EN SUELOS ALCALINA.

En uno de mis trabajos al frente de un rancho en Arizona literalmente en una zona desértica, se cultivaban más de 5 mil acres de Alfalfa, melones, algodón, sandias en fin todo el sistema de riego era por goteo con cintas soterradas de tal suerte que humedecíamos esencialmente la zona radicular, aquí los suelos eran muy alcalinos y las aguas que utilizábamos provenientes del subsuelo lo eran también, una de las desventajas de los suelos calcáreos, era su baja capacidad de infiltración.

Estos suelos alcalinos poseían mucho calcio, magnesio y sodio. Esta característica dificultaba la absorción de ciertos nutrientes esenciales por las plantas, lo que afectaba su crecimiento y desarrollo. Para poder manejarlos teníamos que ajustar el pH del suelo mediante aplicaciones frecuentes de enmiendas ácidas, como azufre o materia orgánica, y teníamos que agregar ácido al agua de riego para reducir el pH utilizando ácidos fosfóricos, nítrico empleando equipos especializados, con inyectores compatibles con ácidos, un medidor de flujo y un medidor de pH.

Los sistemas de riego estaban automatizados para proteger al personal de riego y para agregar la cantidad de ácido necesaria para reducir el pH al nivel deseado, mi conclusión y recomendación fue vender y buscar mejores suelos y mejor calidad del agua porque los costos de manejo de suelos y aguas alcalinas es antieconómico.

Finalmente; La buena calidad del agua para riego es crucial por el éxito de la productividad agrícola como la sostenibilidad ambiental. Por otro lado; El uso de agua contaminada para riego puede introducir patógenos y productos químicos dañinos en la cadena alimentaria, afectando la salud humana esto es particularmente importante en el cultivo de frutas y verduras que se consumen crudas y puede tener consecuencias ambientales adversas porque la escorrentía y el drenaje de agua de riego contaminada pueden llevar a la contaminación de cuerpos de agua superficiales y subterráneos, afectando la biodiversidad acuática y la calidad del agua potable. La mala calidad del agua puede aumentar los costos de producción agrícola. Los agricultores pueden necesitar gastar más en fertilizantes y enmiendas del suelo para contrarrestar los efectos negativos de los contaminantes por ello, analice sus aguas empleadas para regar sus cultivos.