Economía

Agricultores se informan sobre ley de amnistía tributaria

Cumplido lo dispuesto, el BNF establecerá los procedimientos ágiles y eficientes para que los deudores beneficiarios de esta ley, logren el pago efectivo y/o la reestructuración de sus obligaciones dentro del plazo de 180 días.

GUAYAQUIL. Más de 45 mil agricultores en todo Ecuador podrán acceder a créditos a través de una nueva Ley de Remisión, Intereses, Multas y Recargos, que consiste en la condonación de valores a agricultores que no pudieron acceder antes a un crédito de producción y contrajeron deudas con el Banco Nacional de Fomento (BNF) por afectación de fenómenos naturales sobre sus cosechas, pero no todos conocen sobre esta ley.

Rodrigo Collahuazo, dirigente de la Confederación del Seguro Social Campesino, tras solicitar que se impulse el Banco de Desarrollo Rural que suplantará al BNF, expresó que “en mayo habrá dos regalos: uno para los trabajadores y otro, para las madres, porque más de un millón doscientas mil mujeres tendrán la posibilidad de afiliarse a la Seguridad Social; y, más de 40 mil campesinos van a ser exonerados de los intereses de sus deudas”.

La intención del Gobierno con la aprobación de esta ley de amnistía tributaria es ayudar a los agricultores deudores y darles más recursos para que inviertan en las zonas agrícolas.

Pero existen agricultores que desconocer la aprobación de esta ley como Miguel Maldonado, de zona de La Trinidad de Paján, quien obtuvo un crédito de $ 800 con dicha institución para cultivar arroz, pero por el fuerte invierno sus sembríos se perdieron y no pudo pagar la deuda. Ahora espera beneficiarse con esta ley.

Mientras que Pánfilo Nieves, presidente de las asociaciones montubias de Paján, dijo que con esta ley los campesinos que han perdido los cultivos tienen una salida, aunque considera que ese capital debería ser financiado en cómodas cuotas para que sea más fácil el pago, dijo para El Diario.

Para el asambleísta Mauricio Proaño, vicepresidente de la Comisión de Soberanía Alimentaria, el objetivo de esto no es recuperar dinero sino que se reactiven los préstamos, porque todo los intereses suman $46 millones, pero el capital de los $87 millones tiene que ser pagados por los agricultores y acceder a un crédito y los que no puedan cancelar refinancien las deudas con el Banco Nacional de Fomento”, resaltó entrevista a radio Huancavilca.

Sobre el tope de las deudas, explicó que hay un límite de $15 mil, que por lo general llegan en un 99% de los créditos otorgados que se puedan sumar a esta iniciativa, y quienes están en el seguro lo pueden utilizar.

Además agregó que el Banco Nacional de Fomento debe ajustarse a las condiciones productivas agrícolas del país, “el banco debe tener un calendario agrícola para los créditos”

Por ello, varios agricultores se han acercado hasta las oficinas del BNF, como en la provincia de Los Ríos, para obtener más información sobre la condonación de intereses. (DO/La Nación)