Economía

Agricultores de Daule se benefician con capacitación e insumos para cultivo de arroz

Doscientos campesinos de los recintos La Elvira, Las Maravillas y El Limonal, en Daule, aprendieron a mejorar la producción de sus cultivos de arroz para minimizar los efectos de los químicos a sus tierras y, como aporte, recibieron kits de implementos agrícolas de parte de la prefecta Mónica Becerra.

Esta entrega es parte de un proyecto de fortalecimiento agrícola cuyo tema principal es el manejo integrado de plagas, que ejecuta la Dirección de Productividad y Desarrollo de la Prefectura del Guayas. La meta es dotar a 3.600 campesinos de implementos y capacitarlos para mejorar la calidad de suelo a base de productos orgánicos con ingredientes como alcohol artesanal, ají y ajo entre otros, eliminando así el uso excesivo de plaguicidas.

“Hemos dotado a estos agricultores de implementos de trabajo, como bombas de fumigación (tipo mochila), un machete y un insecticida (orgánico y biológico) para combatir plagas en diferentes cultivos”, dijo la Prefecta. En el caso de Daule, se enseñó principalmente sobre el mejoramiento de cultivos de arroz, por ser la capital arrocera del Ecuador.

“Hoy en día vemos que el sector campesino y productor de los cantones en los cuales ya aplicamos nuestro programa han mejorado sus cultivos. La aspiración es que logren superar el porcentaje de producción por hectárea, que actualmente es el 40% en promedio, al menos al 80%”, afirmó la ejecutiva guayasense.

Lina García, productora arrocera del recinto Las Maravillas, es una de las beneficiarias. “Este kit agrícola que recibí es muy importante y beneficioso, porque tiene los elementos básicos que utilizamos en nuestra labor diaria”, dijo. En sus 3 hectáreas de arroz, que mantiene desde hace 15 años, enfrenta múltiples plagas. “Pero estamos viendo desde ya, que lo que aprendimos con la Prefectura, sobre plaguicidas orgánicos, funciona y nos está beneficiando. Donde antes sacábamos 30 sacos, vemos que ahora podremos sacar 40”.

Jimmy Bajaña, de la parroquia El Limonal, también es agricultor arrocero. “Es muy bueno este apoyo recibido –dijo-, pues todos conocemos que el sector agrícola está atravesando momentos difíciles, debido a los precios y otros factores, que nos limitan invertir más recursos en elementos importantes, como las herramientas de trabajo y la capacitación que necesitamos muchísimo”.

Bajaña cultiva dos cuadras. “Hasta ahora producimos 50 quintales, valorados en USD 1.000, por siembra, teniendo que descontar de allí la reinversión. Es poca la ganancia y si hay plagas u otros factores destructivos no hay ninguna”. Pero, tras la capacitación de la Prefectura, está seguro que los números mejorarán en rentabilidad de la cosecha y ganancia.

La inversión total de este proyecto es de, aproximadamente, 200 mil dólares, y se encuentra ejecutando su segunda fase que incluye a los cantones de Palestina y Milagro. En la tercera fase está previsto cubrir sectores rurales de Guayaquil, Durán, Naranjal y Samborondón.