Economía

Agricultor piensa expandirse con guanábana en lugar de naranja o mandarina

La planta produce más de 60 frutos en cada cosecha, la cual se da tres veces al año.

MANABÍ. Cuatro décadas lleva Walter Gómez, de Flavio Alfaro en Manabí, dedicado a la actividad agrícola, aunque en los últimos 5 años manifiesta, ha dado un giro en cuanto a lo que produce, decidió dejar aún lado la producción de naranja, mandarina y comenzó a cosechar varias hectáreas de guanábana.

Pues asegura que un amigo le obsequió algunas plantas de este fruto y gracias a ello, empezó a sembrar 20 árboles, pero con el pasar de los meses optó por cultivar más de 5 mil plantas dentro de su propiedad ubicada en el sitio Fréjoles de Flavio Alfaro.

“Tengo pensado sembrar unas cinco mil plantas más porque me ha ido bien y esta planta se cultiva en pequeños espacios. A los dos años de haber cultivado puedo recoger pocas guanábanas, pero al llegar a los 4 años la producción se multiplica”, precisó.

La planta produce más de 60 frutos en cada cosecha, la cual se da tres veces al año. “Hay que estar en constante fumigación de la planta, además de podar las ramas más débiles y dejar las fuertes, e incluso enfundar la fruta”, explica.

El productor señala que cada guanábana llega a pesar hasta 10 kilos, y que al recolectar el fruto se llega hacer hasta mil kilos. Este trabajo lo realiza semanalmente. En la actualidad Gómez vende el kilo a $ 1,20 de esta fruta que se encuentra cubierta en la parte externa de suaves espinas que contrasta con su pulpa blanca, cremosa y jugosa.

El cultivo de la guanábana se presenta como una de las alternativas más prometedoras para los agricultores ecuatorianos. Lamentablemente el desconocimiento de su manejo y necesidades ha provocado que muchas veces sea considerado un producto marginal. Sin embargo, existe una gran demanda en los mercados nacionales e internacionales por fruta de alta calidad y baja presencia de agroquímicos.

Por esta razón, Walter Gómez mencionó que “si los demás agricultores se dedicarán a esta actividad habría otras fuentes de ingresos no solo en sus hogares, sino también en Ecuador, porque esta fruta es rentable”, insistió. Además, expresó que la fruta puede dar trabajo a 10 personas diariamente para la recolección del producto.

Mientras que el ambientalista Boris Zambrano manifestó que aunque la guanábana es originaria de Perú, en Ecuador también se la siembra, principalmente en Guayas y Santa Elena, en donde se calcula que ahora existen unas 120 hectáreas (ha) sembradas.

También hay sembríos en otras provincias de la costa como Manabí, Esmeraldas y El Oro. En la Amazonía, Pastaza y Napo. La fruta posee una cáscara que posee propiedades curativas con un alto porcentaje de vitamina A, B y C. (VCV/La Nación)