Internacional

Agencias de ONU advierten de serios brotes de sarampión en niños

GINEBRA,  (Xinhua) — El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) hicieron hoy una advertencia sobre una «tormenta perfecta» de condiciones favorables para el surgimiento de brotes de sarampión en niños debido a afectaciones relacionadas con la COVID-19 y al desplazamiento de millones de personas debido a conflictos.

De acuerdo con agencias de la ONU, alrededor de 17.338 casos de sarampión fueron reportados en todo el mundo entre enero y febrero de 2022, en comparación con los 9.665 reportados durante el primer bimestre de 2021.

El incremento de cerca del 80 por ciento ha propiciado «condiciones para serios brotes de enfermedades prevenibles con vacunas» , en particular el sarampión, los cuales afectarán a millones de niños en 2022.

Detrás del creciente número de casos de sarampión han estado afectaciones relacionadas con la COVID-19, la creciente desigualdad en el acceso a las vacunas y el desvío de recursos de la vacunación rutinaria, indicaron las agencias en una declaración.

Por otra parte, con millones de desplazados por causa de conflictos y crisis, incluyendo Ucrania, Etiopía, Somalia y Afganistán, las interrupciones en la inmunización de rutina y los servicios de vacunación contra la COVID-19, la falta de agua limpia y saneamiento, y el hacinamiento han incrementado el riesgo de brotes de enfermedades prevenibles con vacunas.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió en una declaración que el impacto de la interrupción en los servicios de vacunación se sentirá en las próximas décadas y pidió a los países retomar los programas de vacunación.

Hasta abril de 2022, las agencias de la ONU han reportado 21 brotes grandes y desestabilizadores de sarampión en todo el mundo en los últimos 12 meses. La mayoría de casos de sarampión han sido reportados en África y en la región del Mediterráneo oriental, y los mayores brotes se han registrado en Somalia, Yemen, Nigeria, Afganistán y Etiopía.

 

 

 Xinhua (xinhua-news.com)