Opinión

ADIOS A LUIS CAROCA

Silvio Devoto Passano

sidepaderby@hotmail.com

El aviso de un suceso ocurrido en su país natal, hace unos meses, impactó de manera impresionante en el mundo hípico ecuatoriano, motivando a buena parte del mismo a elevar plegarias al Señor  para que acoja el Alma del querido amigo en su Santo Seno.

Los recuerdos vinieron de inmediato a todos nosotros y el pesar se agudizó al venir a nuestra mente  las grandes exhibiciones brindadas sobre el sillín de afamados corredores, igual de sus amenas charlas, con anécdotas y bromas imposibles de olvidar, debiendo sumarse a ellas la natural simpatía y el carisma que lo llevó a ganar amigos  en el ámbito de los propietarios, compañeros de profesión, periodistas y aficionados.

Las reuniones donde el añorado Cristóbal Pignataro, en su local esquinero de Sucre y Chile, podría motivar más de un libro o al menos una revista, capaces de ser llevados al teatro en una comedia, en la que el “cabezón” sería actor principal.

Buen profesional de la fusta, agradable y simpático en el trato diario, y esa cara alegre, natural, sincera y sencilla, cautivó a todos y hoy nos lleva a guardar un respetuoso y solitario minuto de silencio, en la seguridad de que ya habrá hecho muchos amigos en el más allá que disfrutaran eternamente de su encantadora compañía.

Hasta vernos Lucho.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.