Realidades

Adiós a la cara de sueño

Si te levantas con los ojos hinchados o con ojeras y tu rostro refleja sensación de cansancio, recurre a estas soluciones.

Los cambios de temperatura, las preocupaciones cotidianas, los días cada vez más cortos, esos realities televisivos que duran hasta la madrugada… Sea cual sea la razón por la que no duermes ocho horas diarias, quien lo paga es tu rostro, que mantiene el espíritu de la marmota durante toda la mañana. Si quieres que se despierte de golpe y que recupere toda su capacidad activa, tienes a tu disposición estas dos vías rápidas.

Pásate al sérum antifatiga

Va a borrar de golpe las señales del cansancio: falta de luminosidad en la piel, rasgos caídos, ligera inflamación alrededor de la nariz… Se producen porque la piel no ha descansado lo suficiente y, por lo tanto, no se ha regenerado por la noche todo lo que debería.

Necesita un complejo energizante para estimular el funcionamiento celular y un extra de purificación para eliminar las toxinas que se han acumulado, como el Sérum Anti-Fatigue Absolue de Orlane. Y un tratamiento especial para esas pieles maduras que tardan más en recuperarse, como el complejo sustitutivo de Neovadiol, que tiene en cuenta las exigencias de la menopausia.

Haz una falsa cura de sueño

Si lo tuyo son las noches cortas constantes, vas a necesitar un producto que supla y disimule todas las horas de sueño perdidas en una sola aplicación. Porque vas a querer un perfeccionado rápido del rostro, un toque de luminosidad y un efecto redensificante inmediato, más un extra de recuperación.

Yves Saint Laurent aporta la tecnología Bright New Skin a su producto estrella para estos casos: Beauty Sleep Concentrado Revelador de Luminosidad, con ácido hialuronico y extracto de peonía. Nuxe, por su parte, propone una combinación de su Complejo Alisante Natural y agua celular de pera encapsulada para mejorar la textura y redensificar la piel con su Bio Beauté Flash Perfection, que actúa en tiempo récord.

Fuente: mujerhoy.com