Realidades

Adele: “Mi hijo es la luz de mi vida, no de otros”

Sólo ellos podían haber hecho sombra al tercer disco de la cantante inglesa, pero finalmente no fue así.

EE.UU. a cantante británica Adele, de 27 años, quiere mantener su esfera privada lo más alejada posible de su faceta pública, reconoció a la revista Time.

“Creo que es muy injusto que alguien intente acceder sin restricciones a mi familia. Al fin y al cabo, no somos una marca”, afirmó la cantante de canciones como la recién estrenada “Hello”.

Adele no quiere que su pareja y su hijo formen parte de eso. Si un día su primogénito decide que quiere ser conocido por ser el hijo de Adele, ella intentaría hacerle reflexionar, pero no lo evitaría. “Le diría: Es tu decisión”.

Adele y su pareja, Simon Konecki, tienen un hijo de tres años llamado Angelo. Tras varios años de pausa, la cantante de pop acaba de estrenar su nuevo trabajo discográfico, titulado 25, y que batió varios récords de venta.

A ello contribuyó que no ofreció sus canciones a servicios de música en streaming. La artista escribió canciones sobre su hijo para el nuevo disco que terminó descartando.

“Él es la luz de mi vida, pero no de otros”, explicó.

Todos los récords. Durante 2015, los seguidores de la música popular tuvieron ocasión de volver a escuchar la nueva propuesta de Madonna, la incombustible reina del pop, estremecerse con el rapero Kendrick Lamar y también de ver cómo, a última hora, Adele arrasó con 25, que batió todos los récords.

El final de este año 2015 auguraba un gran pulso entre la cantante británica y Coldplay, que recibió críticas muy negativas por A Head Full of Dreams, su último trabajo, publicado en diciembre.

Sólo ellos podían haber hecho sombra al tercer disco de la cantante inglesa, pero finalmente no fue así.

El nuevo trabajo de Colplay vio cómo lo nuevo de Adele lo superó en todo. Los británicos, que comienzan a dar muestras de agotamiento, tuvieron que conformarse con el segundo puesto en algunas de las principales listas de éxitos.

El tercer álbum de la cantante británica despachó seis millones de copias en todo el mundo en una semana, la misma cantidad que Ed Sheeran y Taylor Swift en todo 2015.

El año parecía tocar a su fin en la misma dinámica negativa en ventas de discos de los últimos años, situación que empeora cada vez más y que asfixia a la industria.

Hasta que llegó ella. Hacía años, prácticamente desde 2008 cuando el Back to Black de Amy Winehouse y el Rockferry de Duffy arrasaron, que la industria no recibía una inyección monetaria semejante.

Y sin embargo, el listado de grandes nombres que publicaron trabajo discográfico durante este año no es precisamente corto. (Internet/La Nación)