Actualidad

Actualización de estudios del dragado fueron entregados a Senagua y Gestión de Riesgos

La documentación da respuestas a las interrogantes que ambas instituciones hicieron a la Prefectura respecto a la segunda fase del dragado del río Guayas.

GUAYAQUIL. La Prefectura del Guayas entregó ayer la actualización de los estudios de factibilidad, impacto ambiental e ingeniería definitivos para el dragado del río Guayas, a la Secretaría Nacional del Agua (Senagua) y a la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR).

La documentación fue llevada personalmente a ambas entidades por Nicanor Moscoso, director de Riego, Drenaje y Dragas del Gobierno Provincial. En Senagua fue recibido por Arturo Pazmiño, subsecretario de la Demarcación Hidrográfica del Guayas, quien se mostró interesado en su contenido, más que nada, porque reconoce que Guayaquil necesita de suma urgencia el dragado de su río.

“Lo vamos a analizar de manera inmediata (el estudio) por la Dirección de Recursos Hídricos, junto con nuestros técnicos, para que hagan el análisis y en días posteriores dar la respuesta a los mismos. Estoy más que seguro que es una respuesta positiva porque la ciudad de Guayaquil lo necesita y lo requiere”, expresó Pazmiño tras recibir cuatro carpetas que conformaban la documentación entregada.

Seguidamente, este funcionario agregó que las actualizaciones del estudio seguramente recogen las respuestas a las preguntas que hicieran en su momento tanto Senagua y Gestión de Riesgos a los procedimientos de la segunda fase del dragado del río Guayas que es de responsabilidad de la Corporación Provincial.

Y efectivamente, ese es el contenido de la actualización de los estudios del dragado. Moscoso explicó que en la documentación se detalla que parte de los sedimentos que se retiren de los alrededores de El Palmar serán llevados a un sitio adjunto al parque Samanes y el resto, como constaba inicialmente en los estudios, a una zona de la ciudadela El Recreo del cantón Durán.

“Los estudios han dicho que se lo puede hacer, para eso tendríamos que colocar primero 1 millón de metros cúbicos de relleno (en Samanes) y luego esas mismas tuberías, esos mismos equipos, trasladarlos hacia Durán, que es una distancia mucho más grande y que es el sitio más adecuado para que llevemos el resto del sedimento”, expresó el funcionario del Gobierno Provincial.

Moscoso aclaró que aún se debe determinar técnicamente el sitio exacto a ser rellenado en Samanes y establecer “ya con exactitud la cantidad de metros cúbicos que se pondrá en ese sector”.

Otra de las inquietudes resueltas, dijo Moscoso, es que ya se iniciaron los estudios del impacto ambiental como lo sugirieron Senagua y la SNGR para poder dar paso al dragado.

“El prefecto Jimmy Jairala ya hace unos meses ordenó que se inicien los estudios para este proyecto, los cuales ya están en marcha… Esas fueron las dos grandes observaciones, las cuales las hemos acogido y desarrollado…”, señaló el director Riego, Drenaje y Dragas de la Corporación Provincial.

“Senagua tendrá que entregarnos el informe definitivo para con eso empezar el proceso de contratación y trabajos en el islote El Palmar y el río Guayas”, acotó Moscoso al finalizar su gestión de hoy en la SNGR, en donde la documentación fue recibida en recepción. (Prefectura/Red. La Nación)