Tecnociencia

Actor Ian McKellen dice que Hollywood hay tanta homofobia como racismo

El actor entiende las quejas de los afrodescendientes y recuerda que «ningún hombre abiertamente gay ha conseguido ganar nunca un Óscar».

EEUU. El actor británico Ian McKellen, Gandalf en «El señor de los anillos», dijo que como homosexual entiende perfectamente las quejas de que los afrodescendientes están poco representados en el cine, a propósito de la polémica por los Óscar.

«Que los negros se sientan poco representados en los estudios de cine y las grandes películas, bueno, es lo que pensaron las mujeres durante mucho tiempo, y es lo que los homosexuales como yo todavía pensamos», dijo McKellen a la prensa en Londres.

«Las quejas son legítimas, y los Óscar se han convertido en el foco de esas preocupaciones, simpatizo con ellas», agregó McKellen, de 76 años, uno de los fundadores de Stonewall, un grupo que lucha contra la discriminación de los homosexuales.

La polémica estalló al reparar que no había un solo actor o actriz afrodescendiente entre los candidatos a los Óscar a los mejores intérpretes.

McKellen hizo estas declaraciones en el lanzamiento de un programa sobre William Shakespeare y el cine en el British Film Institute de London, para conmemorar el 400º aniversario de la muerte del dramaturgo inglés.

Antes, al periódico The Guardian, el actor reflexionó sobre prejuicios que aún existen en la meca del cine.

«Ningún hombre abiertamente gay ha conseguido ganar nunca un Óscar. Me pregunto si será cuestión de prejuicios o una coincidencia».

También indicó que aunque se alegra de que algunos de sus compañeros de profesión como Tom Hanks, Philip Seymour Hoffman y Sean Pennhayan conseguido la preciada estatuilla por interpretar a personajes homosexuales, también se pregunta por qué no le han dado una a él por dar vida a heterosexuales en la gran pantalla.

«Muy inteligente, sí, muy inteligente. Pero, ¿por qué no darme una a mí por interpretar a un heterosexual?», añadió.

Ian ha estado nominado en dos ocasiones, en 1998 en la categoría de mejor actor por ‘Dioses y Monstruos’ y en 2001 como mejor actor de reparto por su papel de Gandalf en ‘El señor de los anillos: La comunidad del anillo’.

«Mi discurso de agradecimiento ha estado en dos chaquetas diferentes… Iba a decir eso de: ‘Me siento orgulloso de ser el primer hombre abiertamente gay que gana un Óscar’. Pero en las dos ocasiones tuve que volver a guardármelo en el bolsillo», confesó. (Internet/La Nación)