Actualidad

Acoso sexual en Metrovía, provoca el análisis de incorporar unidades para mujeres

No es un evento aislado que las mujeres sufran acoso sexual en los buses de la Metrovía, situación por la cual se implementarán buses de uso exclusivo para este grupo.

GUAYAQUIL.-  Si bien es cierto que la metrovía es un trasporte que traslada de manera directa a miles de ciudadanos a diversos puntos de la ciudad, utilizando en ciertas ocasiones tan solo $0,25, pero este medio de transporte también representa la incomodidad de viajar parado durante largo tiempo y principalmente los abusos y acoso sexuales que se comenten dentro del trasporte.

Son las  mujeres, en la mayoría de los casos presentados, las que deben  lidiar con este tipo de situaciones, principalmente en las horas pico,  en las que se registra mayor incremento de usuarios en este sistema.

Es el caso de Magdalena Fienco, que todas las mañanas utiliza el sistema integrado para trasladarse a su trabajo. “Es muy desagradable cuando el bus se llenó, todo el mundo te toca. Una vez cuando estaba camino a mi trabajo un hombre se me pegaba demasiado y a raíz de las vueltas que daba la metro me tocaba con su cuerpo, es algo que tengo que soportar solo porque tengo la necesidad”.

Las diversas situaciones que viven las mujeres guayaquileñas, han motivado al Alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, para acoger el pedido de varias organizaciones sociales que insta a frenar esta situación, a través de la implementación de unidades destinadas para el uso único de las mujeres.

“Existen muchas denuncias, en ese sentido. En la vida hay que ser pragmático, por ejemplo los estudiantes también plantean que en determinadas horas pico exista un transporte escolar. Todas estas cosas dependen de que las personas que reclaman estos servicios llenen los buses en los momentos determinados” afirmó el alcalde el miércoles pasado.

El proyecto fue presentado a la función Metrovía  por el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam), hace cuatro meses.  EL mismo incluye la implementación de buses exclusivos para mujeres y una campaña para dar a conocer sus derechos.

Esta iniciativa empezará como un plan piloto. Aunque aún no se han difundido fechas específicas, se plantea iniciarlo a mediados de próximo año.

Para Joselyn Cárdenas,  esta es una propuesta pero un poco ficticia e irreal. “A veces tengo que esperar media hora para coger un alimentador. Las metros no son suficientes para toda la población, entonces  como es posible que implementen una solo para mujeres”, dijo.

Esta propuesta municipal busca salvaguardar los derechos de las mujeres que se trasladan en este medio de trasporte, derechos de los que deberían gozar todos los ciudadanos. (VBF/La Nación)