Opinión

ACLARACIÓN IMPORTANTE SOBRE LA RELACIÓN GOBIERNO Y SECTOR BANANERO.

Ing. Pedro Álava González. M.Sc 
Ingeniero agrónomo; Sunrise, Florida, EE.UU.
(001) 786-4937644 

Ante el artículo publicado en el respetable diario El Comercio sobre la separación Gobierno y sector bananero, Yo como exministro citado en dicha publicación, y en honor a la verdad, mi profesión y los extensos años que he venido ejerciendo dentro y fuera del país, hago publica mi versión y las interioridades que paso por alto el editor Mario Naranjo.

Para su conocimiento Sr. Naranjo, durante los pocos meses de mi gestión, este servidor trabajo codo a codo con todo el sector bananero a tal punto que modestia aparte, Convoque y lidere a todos los países productores de banano de sur américa y las Antillas y forme un frente de defensa para exigirle a los importadores europeos mejorar el precio de nuestra fruta ante los exponenciales incrementos del transporte, fertilizantes y materiales de empaque, el clúster bananero y AEBE lo pueden afirmar, e inclusive, Viaje con ellos a Bruselas y a Berlín para defender al unísono como un bloque de productores, mejores precios y que compartamos responsablemente estos efectos exógenos que solo nuestros productores lo absorbían, esta responsabilidad compartida la expuse ante la viceministra de Alemania, en fin, Naranjo desconoce esto, y pone a todos en un mismo saco.

Análogamente Ante la inminente amenaza de la peor enfermedad contra el banano, el Fusarium raza tropical 4, en un esfuerzo conjunto con la rectora de la Espol Cecilia Paredes y el Dr. Ramon Espinel icono de este centro superior, fuimos a celebrar un convenio de investigación con científicos expertos en la búsqueda de una nueva variedad de banano Cavendish resistente a esta y muchas otras enfermedades del banano que amenazan con desaparecer tan importante actividad. Fuimos recibidos en la Universidad de Berkeley, California por la científica premio nobel quien desarrollo la tecnología de la “Edición Genómica” Jennifer Douna, y espero que después de mi salida el propio presidente haya retomado el mando de este convenio por el bien del Ecuador y los más de 5 millones de ecuatorianos que directa e indirectamente dependen de esta actividad. Esto lo ignoro el Sr. Naranjo.

Todo el sector marchaba armónicamente en paz hasta que llego la Guerra entre Rusia y Ucrania, aquí comenzó la debacle, pues como país no podíamos hacer nada. Inclusive en unión del AEBE desarrollamos una serie de medidas de apoyo que se las hice llegar al SP, pero su reacción fue espeluznante y desde Babahoyo declaro en Ecuavisa, que ese es un problema entre empresarios que manejan un negocio privado y que ese no es un problema de país.

El Sr. Naranjo piensa que esta actividad se centra en solo defender el precio oficial de la caja de banano pues es obvio que no la conoce, ante ello, desde mi primer día, ofrecí manejar a todo el sector con la ayuda de la ciencia y la tecnología porque sin ellas no existe prosperidad, pero yo ni el Sr. Naranjo desconocíamos que al presidente le importaba muy poco la suerte del sector agropecuario y ante una decisión tal del jefe de estado, como ministro no recibí respaldo, tanto que, cuando emerge el paro bananero, encarga el manejo del paro, al ministro de gobierno que sabia tanto del tema como yo sé de energía nuclear, de hecho, así empezó mi distanciamiento hasta mi salida, luego el paro nacional lo arrincono y ahí sí acorralado, empezó a ofrecer el oro y el moro como en los tiempos de Juan II de Castilla.

En conclusión, a esa situación tirante entre el gobierno y el sector bananero debe sumar otros graves problemas que explotaran pronto provenientes del MAG, que son vos populis y que en el artículo escrito por “José Hernández” denominado Lasso es la gran incógnita del 3 de agosto/22 son sutilmente revelados.