Opinión

ACERTADA INICIATIVA DE LA MINISTRA DE EDUCACIÓN

Antonio Aguirre Medina / Guayaquil

[email protected]

 

Con acierto y discreción, la Ministra de Educación Alegría Crespo ha tomado una medida crucial al reintegrar en la malla curricular la materia educativa de CÍVICA, previamente eliminada por los Socialistas Revolucionarios con la intención de que la juventud olvidara los valores cívicos. Este paso es fundamental para fortalecer la moral de una juventud patriota y evitar el surgimiento de nuevas corrientes ideológicas que perturban la mente desde las aulas, alterando las buenas costumbres familiares y religiosas.

Es imprescindible consultar a los padres de familia y realizar estudios sociológicos sobre la juventud para evaluar la viabilidad de reintegrar dos materias igualmente importantes que han sido descuidadas por los progresistas: Ética y Lógica. Estas asignaturas son fundamentales para preparar a nuestros jóvenes hacia un futuro libre de miseria y con una mente crítica y reflexiva.

Es importante que esta excelente iniciativa de la Ministra de Educación se enfoque inicialmente en temas esenciales y prioritarios, considerando las limitaciones de tiempo y recursos, para así avanzar de manera efectiva hacia la restauración del respeto hacia el país y la familia.