Actualidad

Acción de protección que presentará defensa de Assange no reclamará por transparentar información sobre su naturalización

Según abogado Carlos Poveda, se pondrá a consideración su aislamiento e imposición de Protocolo Especial que, a su criterio, “justifica” salida de su defendido de Embajada de Ecuador en Londres

 

Carlos Poveda, abogado de Julián Assange, en Ecuador, informó que se aprovechará la presencia de Baltazar Garzón en el país, como parte de la defensa del australiano, para presentar, este 19 de octubre, una acción de protección por el aislamiento que sufre su cliente en esta dependencia. En declaraciones exclusivas para Ecuadorinmediato.com, confirmó que la acción no reclamará por transparentar información sobre la naturalización del fundador de WikiLeaks, pese a que existía un principio de confidencialidad.
De acuerdo al abogado, esta es una acción constitucional con la que se quiere evitar situaciones que desdicen de una confrontación. “No hay una confrontación, simplemente, es una reivindicación de derechos que es obvia y natural frente a la situación por la que está atravesando el señor Assange”.

“Son dos puntos básicos: el tema de aislamiento, restricción de comunicaciones, acceso de visitas; y el Protocolo Especial, que ha sido impuesto de manera unilateral para regular las telecomunicaciones y asistencia médica en estos días. No tocaremos el tema sobre la transparentación de información acerca de la naturalización”, puntualizó.

Pese a ello, precisó, se sobreentiende que el Estado ecuatoriano, a través de sus Funciones Legislativa o Ejecutiva, deben tener muy claro que existió un principio de confidencialidad. “En este tema no vamos a reclamar, siguiendo la misma línea de coherencia de WikiLeaks de que siempre ha partido de la trasparencia de la información con fines loables, no de desprestigio o de acabar a una persona”.

Poveda enfatizó que es el Estado ecuatoriano el que tiene que brindar la protección internacional, por lo que han insistido en que existe una opinión consultiva de Naciones Unidas que, al parecer, se desconoce o se quiere invisibilizar. “El mismo Estado solicitó esta opinión a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IH) en donde establece determinados estándares de protección. Sin embargo, hay un desconocimiento total en compatibilidad con el Protocolo”.

En este sentido, señaló que es altamente restrictivo y que involucra, entre otros temas, a terceras personas, visitas, entrega de información, utilización de teléfonos celulares, IPads, el tema de asistencia médica, etc. “Lo lamentamos porque ha sido una imposición unilateral. Nosotros no hemos podido ejercer ningún tipo de crítica, consenso o apreciación”.

“Hay una imposición que rige y está en vigencia en estos días, por lo tanto, creemos que este protocolo lo que hace es, de alguna manera, justificar la salida del señor Assange porque cualquier tipo de transgresión a este protocolo se considera como la terminación del asilo diplomático”, dijo.

Asimismo, confirmó que sí han considerado la posibilidad de pedir asilo en otras naciones, pero aclaró que eso no depende de ellos porque el fundador de WikiLeaks tiene un proceso penal pendiente con Reino Unido sobre la falta de comparecencia con la que se asiló. Indicó que no existe ningún problema con que sea juzgado allí, pero les preocupa que pueda ser extraditado a un país en donde no existan garantías de respeto a su vida o integridad física porque no sería dable que se le entregue y, posiblemente, sea extraditado a Estados Unidos”.

Poveda señaló que, en esta primera oportunidad, son conscientes de que existe una jurisdicción ecuatoriana, así como la alegación diplomática, por lo que la acción de protección es presentada en el Ecuador como una situación de discusión interna. Sin embargo, no descartan acudir hasta el Sistema Interamericano de Derechos Humanos si es que no obtienen una respuesta afirmativa. “Recordemos que la misma Corte IDH emitió una opinión consultiva, por lo tanto, ya se tienen directrices que se encasillan en las situaciones que estamos discutiendo en este momento”.

La situación de Assange, después de 6 años de asilo, que prácticamente es un confinamiento en el tema de restricción, es delicada, indicó. “Él es periodista y siempre lo voy a recalcar porque hay veces que, en medios, lo tratan como hacker o delincuente. No tiene ningún tipo de situaciones pendientes con la justicia penal ya que están archivados todos los casos. Además, no ha sido sentenciado, ha sido un periodista y, evidentemente, con la restricción al internet, él no puede ni acceder al derecho al trabajo”.

“Todas estas cuestiones más el confinamiento, la falta de atención médica oportuna da a entender que la situación se va complicando más. El asilo no puede ser indefinido e indeterminado y el Estado ecuatoriano debe brindar las facilidades y los canales necesarios para que pueda, por lo menos, tener una igualdad de derechos con los connacionales”, finalizó.

(JPM)

Fuente: Ecuadorinmediato.com