Internacional

Académico denuncia falsedad de supuesta base militar china en Cuba

Por Raúl Menchaca

LA HABANA,  El académico cubano Luis René Fernández denunció hoy como información falsa la existencia de una supuesta base militar china en la mayor de las Antillas, difundida recientemente por el diario estadounidense The Wall Street Journal.

«Rotundamente, es una mentira», aseguró Fernández a Xinhua, quien trabaja en el Centro de Investigaciones de Economía Internacional (CIEI), en La Habana.

El investigador afirmó que el rotativo, que citó una tesis del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, utiliza falsedades para tratar de crear hostilidad y tener un pretexto que justifique determinadas políticas contra Cuba y China.

«Evidentemente, ellos saben que hay una excelente relación política entre Cuba y China. Y entonces tratan de crear esta imagen que pudiera ser verosímil en el marco de toda esta propaganda que usualmente aplican», ahondó.

El catedrático recordó que Washington tiene una gran lista de mentiras sobre Cuba, que incluye los supuestos ataques sónicos contra diplomáticos en La Habana, desmentidos por las propias agencias estadounidenses, o la falsa fabricación de armas químicas en la isla, desvirtuada por el expresidente Jimmy Carter.

«Hay una larga historia, pero casi que se puede decir que no es nada extraño, viniendo de Estados Unidos, un país imperialista, intervencionista, que tiene en sus propias leyes la determinación de intervenir en Cuba, de cambiar el régimen», apuntó.

Fernández señaló que, tras visitar la página web del CSIS, pudo comprobar que esa institución, radicada en Washington, D.C., tiene un marcado interés por la evolución de China, país al que la Casa Blanca considera como su principal adversario global, como está declarado en la Agenda de Seguridad Nacional (NSA).

«Tienen que armar toda una serie de pretextos, de falsas justificaciones, para lanzarlas a la opinión pública y que, a partir de ahí, puedan construir una política de incremento de gastos, de acciones, de sanciones», explicó.

Consideró que «la idea es crear condiciones para, en algún momento, realizar una intervención militar directa en Cuba».

El politólogo cubano recordó que todo esto se produce en medio de la campaña electoral en Estados Unidos. Y, sobre todo, después del debate televisivo entre el actual presidente, Joe Biden, y el anterior mandatario y aspirante a la Casa Blanca, Donald Trump.

El martes, el Gobierno de Cuba reaccionó con celeridad para desmentir la supuesta presencia en la isla de bases militares chinas.

«Persiste Wall Street Journal en lanzar una campaña de intimidación relacionada con Cuba», escribió el viceministro de Relaciones Exteriores Carlos Fernández de Cossío en la red social X.

El vicecanciller denunció que el diario, «sin citar fuente comprobable o mostrar evidencia, busca espantar al público con leyendas sobre bases militares chinas que no existen y nadie ha visto, incluyendo la embajada de Estados Unidos en Cuba».

Hace un año, el propio Fernández de Cossío calificó como «información totalmente mendaz e infundada» la publicación de un texto, también en The Wall Street Journal, sobre un supuesto acuerdo de Cuba con China para la instalación de una base de espionaje.

Por:  XINHUA