Opinión

ABIMAEL GUZMÁN REINOSO.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

Ciudadano peruano, nacido en la Provincia Islay en Arequipa. Fundador y máximo líder de Sendero Luminoso, partido de tendencia comunista que durante más de una década sembró el terror en el Perú.

Fue educado en la Universidad Nacional de San Agustín y autor de varios libros que seguramente servirán de guía a futuros guerrilleros, su vida apegada al delito no fue tan fácil como la vida de los Castro, en Cuba; ni de los Ortega, en Nicaragua.

Por asuntos hípicos y comerciales me tocó viajar a Lima, por lo menos una vez al mes durante varios años y en realidad la situación era muy peligrosa porque en cualquier momento reventaba un coche bomba o un burro bomba, en cualquier parte de la gran ciudad, todos originados por Sendero Luminoso.

Salir a comer, por ejemplo, a la Rosa Náutica pegada al mar producía terror por estar todo el sector lleno de seguridades y gran número de agentes del orden rodeando el lugar, se tenían que programar las reuniones o fiestas nocturnas de toque de queda a toque de queda, sin salir del lugar.

Se calcula que el movimiento guerrillero comunista fundado por Abimael Guzmán es responsable por más de treinta mil muertes, terminando su vida en una cárcel en el Puerto del Callao.

Su fallecimiento fue a los 89 años por problemas de salud y nunca dejó de ser el líder de Sendero, por su avanzada edad y problemas con su salud no hubiera tenido más nada que dar, pero su existencia daba fuerza y soporte a sus seguidores, nadie de peso después de su encarcelamiento pudo reemplazarlo por lo que se podría considerar que la extinción de Sendero Luminoso es un hecho consumado.

Ojalá que el Perú descarte la opción descabellada de continuar por el sendero trazado por líderes que no están de acuerdo con la paz y el desarrollo de los pueblos.