Economía

Abastos aplican racionamiento del atún en lata

Se reportan la irregularidad en el suministro del enlatado y el agotamiento casi inmediato de su existencia, por lo que ahora deben regular su venta a un número limitado por persona.

VENEZUELA. La escasez de carne, que castiga a consumidores y comerciantes en nombre de un control de precios, obliga a los venezolanos a buscar sustitutos; entre ellos, el atún enlatado, que ante la merma del producto cárnico se dispara su demanda hasta generar un círculo más en la espiral de desabastecimiento.

El déficit de carne en las cadenas de supermercados y mercados municipales ha impulsado las ventas de enlatados, que ya se consiguen con dificultad en establecimientos de Ciudad Guayana. En donde se comercializan, con suerte, los venden con restricciones de tres y hasta cuatro latas por persona, “no más”, como indica el cartel de un supermercado asiático ubicado en Castillito.

Desde hace unos meses, los problemas en el suministro de enlatados como atún y sardinas eran asociados únicamente a la falta de hojalata para su envasado, además de problemas laborales. En las últimas semanas, comerciantes señalan que al menos en el caso del atún llega en pocas cantidades, una vez por semana, pero “al llegar se acaban de inmediato”.

En la sucursal del Santo Tomé, ubicada en la urbanización Los Olivos, solo se consiguen latas de pepitona con vegetales. Algunos compradores comentaron que durante los días de la Semana Santa hubo atún, “pero a falta de carne mucha gente llevaba y seguro por eso se acabó”. Las sardinas están ausentes.

En el Supermercado Guayana, ubicado en Unare I, tampoco había sardinas ni atún este martes. El encargado del establecimiento, Rubén Barroso, comentó que el atún llega todas las semanas, “pero no dura nada, anteriormente alcanzaba un mes o 15 días, ahora no”. En cuanto a las sardinas, apuntó que tienen cinco meses aproximadamente sin recibir el producto.

En el establecimiento privado, tampoco había carne este martes ni otro producto escaso que, con frecuencia genera colas, un “mal” que han atacado desde hace semanas con la implementación del sistema de atención por terminal de la cédula “solo cuando llegan productos escasos”.

En supermercados asiáticos sí ofertaban atún y sardinas este martes. En el primer establecimiento visitado en las cercanías de Castillito, cuyos encargados pidieron no identificar en el texto, venden tres enlatados por persona en el caso del artículo con precio marcado. “La gente está llevando más enlatados porque no hay carne; nosotros tenemos como un año sin carne”, razonó la encargada del comercio.

De tres a cuatro latas de atún por persona venden en algunos locales. “Vendemos tres atunes por persona porque llega poco y queremos que todos lleven”, explicó, al señalar que además de este producto, han empezado a registrar fallas de abastecimiento los sobres de jugos saborizados como Tang, refrescos y el agua embotellada. (Internet/La Nación)