Opinión

¡AAAHHHÍÍÍ, PAME! SE LE CARGA AL EXPRESIDENTE MORENO.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

La correista sumisa, ovejuna y rabiosa revolucionaria, Pamela Aguirre, no deja en paz al expresidente Lenin Moreno y a su sofisticada esposa Rocío González.

La acusación de Pamela Aguirre, asambleísta de UNES, tiene relación con las piezas patrimoniales desaparecidas de Carondelet cuando Moreno ejercía la Presidencia de la República, sentado en el sillón más codiciado del país, gracias a un escandaloso fraude electoral mentalizado por el prófugo de la justicia residente en el ático belga.

El delito del que se acusa a la pareja Moreno – González es de peculado y la sanción es la privación de la libertad con penas que varían entre 10 y 13 años de prisión.

La asambleísta de la UNES tiene la inmejorable ventaja de estar alineada con la mayoría parlamentaria, además es conocido que su bancada tiene mucha cercanía y afinidad con el poder judicial.

Está en manos de la Fiscalía General del Estado, presentar si es que en realidad existen, todas las pruebas acusatorias en el presente caso, de no ser así el caso comentado como todo en nuestro país, el escándalo de corrupción terminará en la conocida nada de nada que se resume en la acostumbrada impunidad.