Actualidad

A partir de este miércoles se esperan definiciones en la agenda de la focalización de los subsidios a los combustibles

Para sostener la propuesta de focalización, las organizaciones pidieron información al SRI, a la ANT, al INEC y a los ministerios de Finanzas y Agricultura.

El proceso de diálogo entre el Gobierno y los dirigentes indígenas de la Conaie, Feine y Fenocin que inició el 13 de julio de 2022 entrará a partir de este miércoles a definirse posiciones en la agenda de la focalización de subsidios de combustibles.

La propuesta del sector indígena radica en segmentar a los usuarios. Gary Espinoza, presidente de la Fenocin, explicó que en el primer grupo deberían estar los ciudadanos que tienen ingresos adecuados, no requieren una política de subsidios y están en capacidad de pagar los precios reales de los combustibles.

Un segundo segmento tiene que ver con el transporte público que ofrece sus servicios a la clase media (estudiantes, trabajadores, etc) y debería pagar los actuales precios de combustibles.

El tercer grupo es todo el sector automotriz vinculado a la actividad agrícola, de las comunidades campesinas e indígenas quienes deberían pagar por el diésel USD 1.50, y por la gasolina extra cancelar USD 2.10.

A estos planteamientos se suma la contrapuesta del Ejecutivo. Francisco Jiménez, ministro de gobierno señaló la aplicación de tarjetas y cupos como la vía para el pago diferenciado.

Para sustentar su propuesta, el sector indígena y campesino pidió al Servicio de Rentas Internas (SRI) un informe del pago de impuesto a la renta para conocer cuáles y qué sectores son solventes en materia económica.

La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) debe presentar información sobre el parque automotor que circula en el país. Con esto se podrá conocer qué segmento de la población debe pagar precios reales y no precios liberalizados como ocurre con la gasolina Súper.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) debe entregar datos sobre el porcentaje de la población que cuenta con trabajo estable e ingresos permanentes, y niveles de ocupación y desocupación.

El ministerio de Agricultura debe presentar la estructura agraria que está vigente en el país. Mientras que los ministerios de Economía, y de Hidrocarburos, un informe sobre la realidad financiera, y de combustibles.

 

 

Diario La Hora