Actualidad

¿A Daniel Noboa le espera más inestabilidad tras revés en la Asamblea por juicio a Verónica Abad?

Daniel Noboa enfrenta creciente inestabilidad y fragmentación en la Asamblea tras el rechazo al enjuiciamiento penal de la vicepresidenta Abad.

El pasado viernes 14 de junio 2024 la Asamblea Nacional tomó una decisión sobre la moción para el enjuiciamiento penal a la vicepresidenta, Verónica Abad. El Pleno debía tener al menos 92 votos para poder dar paso al juicio contra Abad.

La moción no fue aprobada en el Pleno de la Asamblea. La votación se distribuyó así: 41 votos fueron afirmativos de ADN, 74 negativos de RC, PSC Y Pk; y 18 abstenciones. Construye votó dividido.

Las bancadas políticas de la Asamblea Nacional del Ecuador juegan un rol crucial en el funcionamiento del gobierno y la toma de decisiones legislativas. Estas bancadas representan diversas ideologías y sectores de la sociedad, y su influencia es determinante en varios aspectos.

Santiago Cahuasquí, analista político, comentó varios puntos de vista tras la decisión de la Asamblea Nacional de no dar paso al enjuiciamiento penal de la vicepresidenta Verónica Abad.

Cahuasquí señaló que el presidente, Daniel Noboa, parece estar encaminándose hacia un periodo de inestabilidad institucional, afectando tanto la relación entre el ejecutivo y el legislativo como la interacción con las organizaciones de la sociedad civil.

Daniel Noboa se distancia de la institucionalidad formal con la Asamblea

Según Cahuasquí, Daniel Noboa está intentando distanciarse de la institucionalidad formal con la intención de preparar una candidatura para las elecciones de 2025.

Este distanciamiento podría exacerbar una división entre ‘buenos’ y ‘malos’, donde los ‘buenos’ estarían fuera de la institucionalidad percudida por el crimen organizado y la mafia, y los ‘malos’ serían los representantes de la vieja clase política que obstruyen las decisiones del Ejecutivo.

Imagen

El analista político también mencionó que desde el veto total al proyecto de Ley Orgánica Reformatoria, al Código Orgánico de la Función Judicial y a la Ley de Asignaciones Directas de Ingresos Permanentes a los Gobiernos Autónomos Descentralizados, el Legislativo ha respondido con contundencia.

La enmienda al inciso tercero del artículo 138, que reduce el número de votos necesarios para rechazar un veto presidencial de 92 a 70, es una muestra de esta respuesta.

Principales problemas en la división de la Asamblea y Daniel Noboa

La Asamblea Nacional del Ecuador enfrenta una fragmentación de bancadas que ha generado varios problemas en su funcionamiento y efectividad legislativa.

La dispersión de fuerzas políticas ha complicado la toma de decisiones y la implementación de políticas públicas coherentes. A continuación, se detallan los principales problemas derivados de esta fragmentación

Dificultad en la formación de mayorías estables

La diversidad de partidos y movimientos políticos dentro de la Asamblea ha hecho que sea casi imposible formar mayorías estables.

Esto dificulta la aprobación de leyes y reformas, ya que se requiere de una constante negociación y concesión entre las diferentes fuerzas políticas. La falta de consensos sólidos provoca estancamiento en temas legislativos cruciales.

Gobernabilidad comprometida

La fragmentación de las bancadas compromete la gobernabilidad, ya que el Ejecutivo necesita del apoyo legislativo para implementar su agenda.

La falta de una mayoría clara y estable obliga al gobierno a negociar con múltiples partidos, lo que puede diluir sus políticas y llevar a compromisos que afectan la efectividad de las medidas propuestas.

Incremento de la polarización y conflictos internos

La diversidad de ideologías y agendas entre las distintas bancadas ha incrementado la polarización y los conflictos internos dentro de la Asamblea.

Las discusiones se vuelven más acaloradas y menos productivas, dificultando la cooperación entre los legisladores. Esta situación crea un ambiente de tensión constante que afecta el clima de trabajo y la capacidad de legislar de manera eficiente.

Gobierno de Daniel Noboa enfrenta fragmentación y conflicto aumenta en la Asamblea Nacional

Cahuasquí advierte que la Asamblea Nacional está implementando reformas legales para enfrentar las perspectivas de consolidación del proyecto de largo plazo de Noboa.

Tras la votación sobre la autorización para el enjuiciamiento penal de la Vicepresidenta, se evidencia que la Asamblea seguirá fragmentada, sin una mayoría estable para completar el periodo legislativo 2021-2025. Ningún bloque ha tenido mayoría por sí mismo y las coaliciones legislativas han sido inestables y transitorias.

A medida que se acerquen las elecciones de febrero de 2025, los desentendimientos entre el Ejecutivo y el Legislativo se intensificarán.

Si en los primeros seis meses de gobierno hubo consenso y negociación democrática, los próximos meses hasta las elecciones estarán marcados por el conflicto e inestabilidad. Cahuasquí concluye que esta votación es una señal del cambio en la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo.

Problemas en Noboa para conseguir votos en la Asamblea

Max Donoso-Muller, analista político, menciona que era predecible el tema de la Vicepresidenta y por qué no pasó su aprobación para empezar un juicio penal. También explica que sería difícil que logre movimientos a favor en la Asamblea Nacional para conseguir votos, esto sería por la actitud y por la pérdida de operadores políticos que sean buenos.

“La salida del Secretario de Comunicación, que en mi opinión manejaba muy bien el tema no solo comunicacional, sino también de relaciones políticas con la Asamblea. Haciendo cambios con voceros que son una metida de pata cada vez que hablan y hay muchos errores. A la larga se le va a poner cuesta arriba”, indicó Donoso-Muller. Otro de los problemas, según el experto, es que ya se inicia el tiempo electoral y todas las bancadas van a buscar algún tipo de candidato u opción para las elecciones 2025. “Se vuelve complicado porque otra vez estamos en un calendario electoral que cada uno va a tirar agua a su molino”, detalló Donoso-Muller. La separación del Legislativo con el Ejecutivo también sería por errores de comunicación frente a los voceros que ha tenido el Gobierno y han debilitado las relaciones entre el Presidente y la Asamblea Nacional. Por estas razones, el analista político cree que será difícil que se logren consensos entre las bancadas y el Gobierno.

Por: EL COMERCIO