Actualidad

A Babahoyo también llega la solidaridad guayasense

En la capital de esta provincia se reportan casas destruidas, con paredes colapsadas. Sus moradores afirman que la ayuda no abastece sus necesidades.

GUAYAQUIL. El terremoto de 7.8 grados en la escala de Ritcher del pasado sábado causó estragos también en la vecina provincia riosense. Un contingente de la Prefectura y Guayas Avanza se movilizó a las zonas más afectadas con ayuda humanitaria.

La ayuda humanitaria de la Prefectura, en coordinación con la Fundación Guayas Avanza, se trasladó este jueves 20 de abril a varios sectores de Babahoyo, provincia de Los Ríos, donde se entregaron raciones alimenticias, agua, ropa, kits de aseo y otras vituallas para paliar las secuelas del movimiento telúrico del sábado pasado.

En la capital de esta provincia se reportan casas destruidas, con paredes colapsadas. Sus moradores afirman que la ayuda no abastece sus necesidades.

«El prefecto Jimmy Jairala en primera instancia recibió una llamada telefónica de moradores de Babahoyo que decían que las zonas marginales de la capital fluminense no estaban siendo atendidas y que la afectación era muy grande», contó Henry Carrascal, miembro del directorio de la Fundación Guayas Avanza, como la motivación que los llevó a la mencionada provincia hermana.

«Este sector esta bañado por un río y también por un brazo de esteros y las casas han sido edificadas sobre una zona pantanosa, en consecuencia de esto se cayeron muchas de estas viviendas y las familias que son de precarios recursos quedaron a la intemperie», comentó Carrascal.

El equipo humano de la Prefectura y de Guayas Avanza recorrió los sectores Sol Brisa 1 y 2, La Mereced, Paraíso 1 y 9 de Noviembre.

María Anchundia, una de las afectadas por el terremoto que este sábado que remeció a Ecuador, se encontraba sentada en una silla vieja y absolutamente nada más junto a su casa sumergida en el agua, esperando algún tipo de ayuda .

«Yo estoy aquí porque me quedé sin nada, porque ni un colchón tengo. El terremoto comenzó a las 6y 50 de la tarde. Yo veía como el televisor se movía, me levanté a quererlo sostener y estaba temblando. Luego vi a mi hermano y a mi mama debajo de la mesa y les dije que se levanten y salimos corriendo a la calle», narró Anchundia, una de las afectadas por el terremoto que ha dejado más de 500 muertos y a seis provincias afectadas.

Similar situación vivió Orlando Troya, otro de los damnificados de Babahoyo. Él recordó que estaba comiendo en su cuarto el momento en que empezó el temblor y al ver que la casa se estaba cayendo lo primero que hizo fue correr hasta la ventana y lanzarse al agua para salvar su vida.

«Mi hija gracias a Dios se fue con su mamá a comprar una mochila a Guayaquil para la escuela», manifestó entre lágrimas Troya.

La Prefectura del Guayas continuará canalizando, a través de Guayas Avanza, la ayuda que se recolecta en los puntos de acopio de donativos para los damnificados por el sismo. (PREFECTURA DEL GUAYAS)