Economía

$574 millones cuesta la violencia de género a las empresas cada año

El monto responde a la disminución de productividad o días de ausencia de víctimas y agresores.

En Ecuador, seis de cada 10 mujeres han sufrido violencia de género de cualquier tipo (ver recuadro). Eso impacta en la calidad de vida social y laboral de las víctimas, pero también representa altos costos económicos en las empresas.

 PreViMujer, GIZ y La Universidad San Martín de Porres realizaron el estudio ‘Los costos empresariales de la violencia contra las mujeres en Ecuador’ en el que se determina que en salarios básicos hay pérdidas de $574 millones anuales por factores relacionados a agresiones de género.

Este monto se calcula con las ausencias y retrasos de los y las trabajadoras, pues se toma en cuenta a los agresores y a las víctimas.

Si bien las ausencias laborales por lesiones o detenciones causan pérdidas, quienes se encuentran en entornos familiares de violencia también son menos productivos debido a distracciones o preocupaciones.

Claudia Gray, directora del observatorio de género de la UTE, detalla que esto se conoce como presentismo (estar presente en el trabajo pero no hacerlo al 100%).

 Situaciones invisibles

En Ecuador las grandes y medianas empresas determinan que 31 de cada 100 trabajadores tienen un vínculo directo con situaciones de violencia contra las mujeres (ya sea agresor o víctima).

En el sector público, según cifras del Ministerio de Trabajo (2019), se identificó que 20 de cada 100 ausencias de mujeres en el trabajo se relacionaron con casos violencia.

A raíz de estos datos se determinó un protocolo de acción que, según Mariana Torres, abogada y activista, se incumple porque el 97% de mujeres violentadas no denuncia las agresiones. “Lo que se requiere son profesionales que den seguimiento a los casos y a las señales de posible violencia de género. Una mujer que falta mucho, que se concentra menos, que tiene cambios de estado de ánimo. Lo ideal es reconocer y tratar eso desde un departamento que la guíe y acompañe en cómo poner una denuncia, por ejemplo”, señala Torres.

Costos para emprendedoras

 La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señala que para las mujeres que emprenden también hay trabas derivadas de la violencia.

 A pesar de que los microemprendimientos constituyen el 95% de todas las empresas ecuatorianas y que más del 50% pertenece a mujeres50 de cada 100 de estas propietarias han sido víctimas de violencia por parte de sus parejas.

“Hecho que no solamente afecta negativamente la rentabilidad y productividad de sus negocios, sino que pone su existencia en riesgo”, señala el informe.

Además detalla que las propietarias de microemprendimientos que más violencia reportan son las separadas o divorciadas.

Mientras que el 84,8% de propietarias de microemprendimientos ha sufrido algún daño emocional producto de la violencia de sus parejas. Los síntomas más frecuentes son la tristeza depresiva, la angustia o miedo, los problemas nerviosos, los desórdenes alimenticios y el insomnio.

Sello empresa segura

 Para promover los espacios de atención oportuna y libres de violencia de género se creo  el ‘Sello Empresa Segura libre de violencia y discriminación contra las mujeres’.

La iniciativa es parte de una alianza público privada entre la Cámara de Industrias y Producción (CIP); el Ministerio de Trabajo; el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca y el Servicio Nacional de Contratación Pública y la asistencia técnica de la Cooperación Alemana GIZ.

Quienes obtengan este sello recibirán tres talleres de sensibilización y la distinción tendrá una duración de dos años. Las empresas interesadas deberán completar una ficha de inscripción y autoevaluación. Los reconocimientos se entregarán el

Costos asociados

Dinero que se pierde por la violencia de género

  • Gastos muy altos de salud por daños físicos, psicológicos y emocionales.
  • Gastos de denuncias y procesos judiciales.
  • Gastos de manutención para suplir el incumplimiento de la pareja.
  • Robo de dinero por parte de la pareja.
  • Reponer propiedad o bienes del negocio destruidos por la pareja.

 Violencia física: Todo acto de fuerza que cause, daño, dolor o sufrimiento físico en las personas agredidas cualquiera que sea el medio empleado.

Violencia psicológica: Toda acción u omisión que cause daño, dolor, perturbación emocional, alteración psicológica o disminución de la autoestima de la mujer o familiar agredido.

Violencia sexual: La imposición en la que se le obligue a tener relaciones o prácticas sexuales con el agresor o con terceros, mediante el uso de fuerza física, intimidación, amenazas o cualquier otro medio coercitivo.

Violencia patrimonial: La transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, documentos personales y valores patrimoniales o recursos económicos.

Fuente: INEC.