Economía

55% de empresas, sin mano de obra por el paro

Las empresas registran afectaciones en material laboral, tras 17 días de protestas. El ausentismo y la menor carga laboral por paralización de las actividades son parte de la problemática.

De acuerdo con la encuesta de impacto económico de la paralización 2022 realizada por la Cámara de Industrias y Producción (CIP), el 55% de empresas contaron con ausencia de mano de obra. Esto se ha debido a los problemas de paralización vial y movilización por protesta. La falta de trabajadores ha implicado en una pérdida de producción del 62%.

Pablo Jiménez, vicepresidente ejecutivo de la CIP, señaló que existen empresas en las que los trabajadores no pueden laborar desde el inicio del paro nacional, el pasado 13 de junio de 2022. «Casi la totalidad de industrias requiere que sus trabajadores estén presentes en las plantas para llevar a cabo sus actividades. Así también el sector agrícola, pecuario, acuacultura, pesca, entre otros», dijo el directivo.

Dentro de los sectores manufactureros con mayor afectación se encuentra el sector de alimentos y bebidas, refinación de petróleo, productos elaborados de metal. También el de fabricación de productos químicos, productos textiles, cerámica, entre otros.

Las empresas proceden de forma distinta en material laboral

Ante las pérdidas y afectaciones económicas, los empleadores deben tomar acciones en materia laboral. Jiménez explicó que cada empresa procede de forma distinta de acuerdo con su realidad.

El panorama empresarial se ha visto afectado por la reducción de las ventas o exportaciones en un 91,8% en las dos semanas de paro nacional, según la encuesta.

El representante del sector industrial destacó que esta pérdida de ventas sucede dentro del segundo mes con mayor nivel de ventas históricamente, solo después de diciembre. Para sectores como la manufactura implicaría probablemente el paso de trabajo del sector formal al informal, anticipó.

Los impactos del paro en el nivel de empleo de las pequeñas empresas y microempresas -que tienen entre 1 a 49 empleados- generan preocupación. Posiblemente sufran una reducción en los indicadores de empleo, agregó Jiménez.

Hay alternativas para preservar las fuentes de empleo
No obstante, las empresas que puedan sostener el empleo tienen alternativas para evitar los despidos, comentó la abogada laboral, Vanessa Jiménez.

De acuerdo con la experta, los empleadores pueden utilizar los mecanismos previstos en la Ley de Apoyo Humanitario:

Suspensión de jornada: el empleador puede acordar suspender la jornada laboral, la cual será recuperada más adelante y no constará como horas extras. Velásquez explicó que este recurso no tiene tiempo máximo de duración.

Reducción emergente de la jornada: también conocida como jornada reducida, en la cual el empleador puede disminuir las horas de trabajo hasta un máximo del 50%. Y que el sueldo del trabajador corresponderá a esas horas trabajadas y no será menor al 55 % de la fijada antes de la reducción. No obstante, si el empleador ya ha aplicado esta figura no puede volver a usarla.

Acuerdos de preservación del empleo: estos comprenden la modificación de las condiciones económicas de la contratación y deben ser de mutuo acuerdo entre trabajador y empleador. Este deberá sustentar la situación por la cual propone estos acuerdos.

Velásquez señaló que es importante que el Ministerio de Trabajo informe sobre las alternativas con las que cuentan los empleadores para preservar las fuentes de empleo, en circunstancias como las actuales. Este Diario consultó a la Cartera de Estado sobre la afectación del empleo por el paro y de las acciones que se están ejecutando al respecto, pero no hubo respuesta hasta el cierre de la nota.

 

 

El Comercio