Actualidad

5 universidades públicas abrirán 30.000 cupos de educación virtual

Habrá carreras en línea completamente y otras serán semipresenciales

Augusto Barrera, Secretario de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (SENESCYT) se refirió a la universidad virtual que se iniciará en 5 establecimientos de educación superior públicos, precisando que la oferta educativa, que tendrá la modalidad en línea y semipresencial, otorgará 30.000 cupos en distintas carrera. Aseguró que este sistema de estudios no podrá ser catalogado como carreras “de segunda” pues se cuidará la excelencia de los elementos pedagógicos.
“La educación es una de las actividades de la sociedad que requiere, en alguna medida, cierta distancia de la política coyuntural”, mencionó Barrera, quien dijo que avances en este campo no se consigue de un día para el otro.

“El ambiente que se vive ahora, en la educación superior con las universidades, es un ambiente que, sin haber modificado los conceptos de calidad y excelencia, es un ambiente de diálogo”, sostuvo.

A criterio del funcionario, se ha ido “destrabando” varias dificultades y existe la expectativa de que la Asamblea Nacional trata, en los próximos días, las reformas a la Ley de Educación Superior.

“Esas reformas recogen aquellos elementos positivos y le dan continuidad”, afirmó.

Detalló, asimismo, que se ha presentado un acuerdo con casi todos los estamentos de la educación superior, que contiene 85 artículos de reforma.

“Los criterios fundamentales de una universidad de calidad, excelencia, de conceptos de méritos se mantienen, pero se introducen otros muy fuertes, se plantea, por ejemplo, la necesidad de democratizar el acceso”, mencionó.

Para Barrera, “estuvo bien que, en este tiempo, se construyeron criterios de calidad”, pero alertó la posibilidad de “dejar fuera a decenas de miles de jóvenes sin oportunidades”.

“La vida, la sociedad no nos ofrece a todos los ecuatorianos un punto de partida, una línea de largada, que digamos que sea igual, no es así, una persona, un joven, que, probablemente, nace en una zona rural pobre y que, a lo mejor es quichua hablante, tiene menos opciones de acceso a la universidad que una persona que se educa en Quito o en Guayaquil, en un colegio que tenga muy buenas condiciones”, diferenció.

Por ello, según Barrera, hay que ser cuidadosos para que esa brecha no se amplíe. Ante lo cual se propone mantener un criterio de examen, pero compensar, por ejemplo, con la carrera del joven.

“Vamos a incorporar política positivas de pertenencia territorial, vamos a analizar las posibilidades que hay en cada una de las provincias, pero vamos a ampliar las oportunidades”, mencionó.

Acerca del programa de nivelación general, Augusto Barrera aseguró que un joven que dio el examen y no le fue bien, todo las oportunidades, a futuro, pero, además, puede ser parte de un curso de 250 horas de nivelación para trabajar en los elementos débiles.

“En el ciclo anterior se inscribieron 35.000 chicos, de esos 35.000 casi un tercio de los chicos, en este nuevo examen, ya han conseguido cupo”, detalló.

Desde el Gobierno, asimismo, se está ampliando la oferta, aseguró Barrera, quien mencionó que ha habido un incremento del 40 por ciento.

“Hay esta idea equivocada que el número de cupos es una decisión del Gobierno, no es así, nunca fue así”, negó Barrera, al tiempo de recalcar que las universidades son las que deciden cuántos cupos se habilitan

“Vamos a iniciar un programa muy fuerte, que se llama la Universidad Virtual, en un mes, lanzaremos el programa, cerca de 30.000 cupos vamos a poner a disposición, estamos trabajando con cerca de 5 universidades para construir aquello que, en otros países, funciona, que es la universidad virtual”, adelantó el funcionario.

Precisó que cuando existen aulas virtuales, recursos pedagógicos, lecturas obligatorias, entre otros, no puede ser categorizada como una “carrera de segunda”.

“Ya definimos las carreras, vamos a tener casi 30.000 cupos, cuando uno mira, muchos chicos salen, tienen que combinar el estudio y el trabajo, tienen problemas de movilidad, entonces, esta es una oferta, lo que estamos haciendo es ampliar las oportunidades”, agregó.

Asimismo, mencionó que se ha definido un conjunto de carreras; unas son en línea completamente; otras serán semipresenciales, es decir, exigen un componente presencial.

Sobre las becas, el Gobierno ha mantenido las ayuda al Grupo de Alto Rendimiento (GAR), pero, además, se ha complementado con la inclusión, a más de quienes sacan buenas notas, con el GAR territorial.

“El GAR es, además, un grupo que se complementa con la distribución de cada provincia”, acotó.

Las becas “Eloy Alfaro”, en cambio, están dedicadas a la inclusión de aquellos estratos más pobres, que no tienen posibilidad de acceso a la educación superior.

“Es correcta la excelencia, pero, además, la inclusión, estamos haciendo inclusión territorial e inclusión socioeconómica”, explicó.

Al ser consultado en el programa “El Poder de la Palabra” de Ecuadorinmediato/Radio sobre cuánto de lo que se dejó en el Gobierno anterior sirve ahora para la educación superior, Augusto Barrera respondió: “Hay elementos de concepto que creo que están materializados en la ley, políticas y programas, incluso, una institucionalidad, que es la que está definida en la propia Constitución, la Constitución definió una estructura institucional, donde está el Consejo de Educación Superior y el CEAACES, que establece mecanismos de incorporación de excelencia a la calidad”.

“Eso hay que avanzar y darle continuidad, sin embargo, hubo, en los últimos años, un escenario de enfrentamiento y una dinámica, donde las universidades se sentían perseguidas”, mencionó.

Es imposible tener un buen sistema de educación superior sin las universidades, sostuvo Barrera y dijo que, en lugar de ser un “policía” para los centros educativos, debe acompañar en el mejoramiento de la calidad.

“A veces, el criterio de evaluación puede terminar siendo como un examen, me va bien o mal, lo que me interesa es que la universidad funcione bien, para construir eso, para ampliar cupos, generar mecanismos de respeto a la autonomía universitaria, el ambiente que hemos construido es el ambiente de respeto”, acotó.

En cuanto a la creación de nuevas universidades, Augusto Barrera explicó que se debe ampliar la oferta universitaria, pues se vive el momento del cambio demográfico.

“En este momento, hay una demanda bastante clara de algunos sectores de la amazonia, creo que es totalmente legitima, lo que no podemos es caer otra vez en esta lógica que es crear una universidad en cada cantón”, dijo.

Construir una universidad es un proceso grande, fuerte, complejo, por lo que el Gobierno está comprometido en mejorar la oferta universitaria, en este caso, en la Amazonía.

“Y en la zona más deficitaria en la Amazonía, que es la zona nor-amazónica, de alguna manera, en Napo sí tenemos universidad, en Pastaza sí hay universidad, tenemos toda la voluntad de avanzar en Sucumbíos y Orellana y mejorar la oferta educativa en la parte sur de la Amazonía”, indicó.

En otro caso excepcionar es Santo Domingo de los Tsáchilas, en donde se está trabajando en la construcción de una universidad.

“Santo Domingo es una centralidad, llegas al sur de Esmeraldas, una parte del noroccidente de Pichincha, llegas prácticamente hasta Los Ríos, propia provincia de Santo Domingo, ahí estamos avanzando”, acotó.

(PAY)