Ciencia

5 novedades de Spartan, el nuevo navegador de Microsoft

Quizás los usuarios no se den cuenta, pero hay un aspecto técnico muy importante que marca una diferencia con el funcionamiento del tradicional navegador de Microsoft, Internet Explorer.

EE.UU. Todavía no está al alcance de todos los usuarios, pero en pocos meses, Microsoft sacará al mercado su nuevo navegador, conocido por el momento como Proyecto Spartan. Será parte de Windows 10, la nueva versión del sistema operativo de la compañía.

Y a manera de aperitivo, la empresa les permitió a algunos de sus usuarios probar el funcionamiento de Spartan poco tiempo después de que circulara internamente en Microsoft y antes de su lanzamiento oficial.

“Fue desarrollado con el concepto de que el centro de todo es el sitio web, no el navegador, por eso nuestro objetivo es evitar interferir visualmente con la experiencia de la navegación. La idea es apoyarla”, señala Joe Belfiore en el blog oficial de Microsoft.

Esta es una de las funciones más llamativas que ofrece Proyecto Spartan. Se trata de una herramienta que le permite al usuario hacer comentarios en pantallas táctiles, con el teclado o el ratón directamente en el sitio web que se esté viendo en ese instante en la pantalla.

Incluye opciones para cambiar el color de la “tinta”, para subrayar, para añadir notas al margen de lo que se está observando y una herramienta (denominada snippet, en inglés) que permite “tomar fotos” y realizar capturas de pantalla de cualquier cosa que se esté viendo.

Las anotaciones que se hacen se pueden compartir con facilidad con otras personas a través de un correo electrónico o las redes sociales.

Si se está haciendo alguna investigación en Internet, también es posible guardar todos los comentarios que se hacen en el material que se revisa con OneNote.

El asistente digital que debutó en Windows Phone tiene como objetivo ayudar al usuario en sus búsquedas en la red. Para lograrlo, combina lo que sabe de la persona, lo que conoce de Internet y también incluye algo de adivinación, ya que el sistema intenta determinar qué es lo que el usuario quiere saber.

La función no está presente de manera permanente cuando se está navegando, provee la información adicional cuando se solicita. Se activa cuando se pone el cursor sobre una palabra y se presiona el botón secundario del ratón. (Internet/ La Nación)