Opinión

2 centímetros de piel que lo cambian todo

Cecilia Scordo

Cecilia.scordo@gmail.com

@Ceciliascordo

Nunca antes los detalles habían importado tanto y no ya en calidad de responsables de que un look funcione, sino que son ellos –y no las prendas clave ni las tendencias de turno– los vertebradores del nuevo lenguaje de la moda. Un ejemplo: los pantalones que ya empiezan a verse y son un poco más cortos por delante que por detrás. Un elemento que puede parecer menor, pero que conectan a los fans de la marca en un nivel sutilísimo pero inquebrantable.

Otro gran detalle en cuento a su relevancia, es el aquel que deja 2 centímetros de piel a la altura del tobillo. Ni más ni menos. Y está por todas partes.

Esos son una de las pocas cosas que tienen en común los íconos de la industria de la moda como Ferragni, Sarah Ruston y Sarah Harris. Este detalle pisa tan fuerte que hasta tiene lugar en invierno obligándonos a dejar de lado las medias y a no pensar en el frío.

Esta tendencia ya tiene lugar en doble dirección, es decir en las pasarelas y también en las calles, lo cual ratifica que está sumamente aprobada. Realmente es sorprendente que las marcas punteras centren el carácter de las prendas en este detalle, sorprendente pero esperanzador porque indica que la moda y el mundo fashion no deja de reinventarse.

Por supuesto que el look cambiará de acuerdo al calzado con que lleves tus 2 cm de tobillo. Lo positivo es que resisten cualquier tipo de calzado y dependerá de la onda que quieras darle. Con unas zapatillas o unos botines, funciona. Rompen con la estética delicada de los pantalones, la equilibran y la actualizan. Recuerda con enseñar 2 centímetros basta, es un gesto fácil y el resultado es tan sencillo como estiloso.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.