Ciencia

2.427 pacientes atendidos en el 2016 en ‘Operación Jesús Da’, con apoyo de la Prefectura

Cerca de cumplir 7 años de haber iniciado su labor conjunta, la fundación ‘Operación Jesús Da’, con apoyo del Gobierno Provincial, continúa brindando atención médica primaria, poniendo especial atención al trato humanitario y cercano de los pacientes.

SIMÓN BOLIVAR. En medio de la tranquilidad que caracteriza el sector que rodea las calles Mariscal Sucre y Brasil, del cantón Simón Bolívar, funciona el Centro de Atención de Salud de la ‘Fundación Operación Jesús Da’, que brinda servicios gratuitos de medicina primaria, primeros auxilios y terapia física a la población del mencionado cantón y de las parroquias y recintos aledaños.

Es precisamente esta calma, la que brinda un ambiente propicio que ayuda a los pacientes presentes a reducir el nivel de estrés que les ocasionan sus dolencias y enfermedades, según explicó uno de los médicos tratantes, Carlos Posligua García.

“El trato cálido y humanitario, de parte del personal que brinda el servicio, aporta al bienestar a los usuarios, muchos de los cuales expresan su preferencia por venir aquí, en lugar de acudir al Subcentro de Salud Pública.

Los pacientes nos explican que allá, debido a la gran demanda, solo les hacen rápidos chequeos y proveen de medicina que alivia los síntomas en el momento,  debiendo esperar largo tiempo para contar con atención”, indicó el galeno.

Posligua remarcó que en la fundación para la cual trabaja, debido a que la demanda de atención de pacientes no es tan elevada, los profesionales que los atienden pueden conversar con ellos detenidamente y así descubrir el origen de su enfermedad, por ejemplo, los agentes ambientales, alimenticios, factores de la vida de la persona, cargas emocionales, malos hábitos, desconocimientos, que las llevan a enfermarse.

“Así, además de la auscultación clínica y de la prescripción de medicamentos, guiamos a las personas hacia la forma adecuada de cuidar su salud, evitar estos factores dañinos, detectando el origen de sus enfermedades para eliminarlas”, comentó el doctor.

Añadió que “la mayoría de las personas atendidas son niños con cuadros febriles, problemas respiratorios, virales y adultos mayores, en especial que padecen de hipertensión arterial y diabetes”, explicó el entrevistado

El vocero detalló que en la fundación trabajan cuatro médicos generales en horarios rotativos, acompañados de un equipo conformado por una enfermera y un ayudante – conserje. Su  labor es distribuida en grupos de tal manera que extienden la atención las 24 horas del día.

“No contamos con la capacidad para una hospitalización larga, o equipos, como rayos x, tomógrafo, etcétera; por lo cual en las situaciones de emergencia recibimos a los pacientes, les brindamos atención para estabilizarlos y los derivamos a los hospitales de segundo nivel más cercanos, que están ubicados en los cantones Babahoyo y Milagro”, explicó el entrevistado.

El centro cuenta con un terapista físico que presta sus servicios tres veces a la semana.

Según su informe anual, este centro de atención de salud atendió a 2.427 usuarios durante el año 2016, aparte brindó 1.350 terapias respiratorias, 3.147 terapias físicas y 125 fueron beneficiados con consultas afines a las terapias.

Una de las usuarias fue Ana Piedrahita, de 63 años, quien acudió desde su domicilio ubicado en el recinto Beldaca, para hacer seguimiento del tratamiento que le están brindando a su nieta de 5 años, quien padece de una infección en las vías respiratorias.

“Me gusta la atención aquí, prefiero venir que acudir al subcentro, siento que aquí me examinan mejor y no debo esperar tanto tiempo para conseguir una cita. Acá llego y recibo atención enseguida”, comentó la usuaria.

Otra persona que asistió a la fundación fue Daisy Villamar, quien llevó a su hija de 7 años a ser atendida de emergencia por presentar un cuadro de gastroenteritis grave.

La menor, quien posee una discapacidad intelectual severa y un problema de salud a nivel cerebral que la hace propensa a sufrir convulsiones, no se recuperaba pese a la medicación brindada en otro sitio y acudió al centro de la Fundación, donde fue internada por horas, para ser rehidratada y medicada por vía intravenosa y vigilada su evolución por el profesional de la salud, previniendo que su crisis le provoque convulsionar.

“Es una fortuna poder recurrir a este lugar donde logramos atención inmediata. Ir a un hospital nos resulta más lejos y complicado el ingreso. Aquí mi hija quedará internada por unas horas. Solo si no mejora con el tratamiento tendré que llevarla a un centro hospitalario”, indicó la madre de familia, quien explicó que su pequeña es usuaria del centro, pues recibe allí terapia física.

“Debido a su condición de discapacidad, ella no habla ni logra hacer muchas de las actividades que otros niños a su edad. Pero antes, ella pasaba acostadita y sentadita y con estas terapias ella camina y se para sola. Le hacen bien”, manifestó la ciudadana. (PREFECTURA DEL GUAYAS/LA NACIÓN)