Deportes

La hinchada emelecista celebró el triunfo

Decenas de fanáticos que no pudieron ingresar al estadio, se concentraron en las calles aledañas para festejar el triunfo junto a su equipo.

GUAYAQUIL.Desde tempranas horas la hinchada azul llegó a los exteriores del estadio George Capwel, para ver ganar su equipo y aunque algunos se quedaron con boleto en mano y sin poder ingresar, sin duda gritaron y disfrutaron el triunfo que les brindo el Emelec Sporting Club a sus fanáticos.

Los cánticos de aliento y el sonido de los bombos que alentaron al equipo millonario, nunca dejó de sonar en un partido intenso de inicio a fin, que a mas de vivirse en la cancha se vivió desde las gradas.

En el minuto nueve llegó la expulsión de Alex Bolaños, a quien le otorgaron doble tarjeta amarilla por cometer una falta a su hermano Miller. Al momento de su salida los fanaticos no perdiron la oprtunidad de despedir de la cancha al representante del equipo canario, lanzandole botellas vacías y rollos de papel.

Ya en el minuto 20 llegó el primer gol y con el la emoción de los cientos de fanáticos que llenaron en su totalidad el estadio. No faltaron los fanáticos que intentaron subir la maya de seguridad para cruzar al estadio, pero la policía hizo efectivo los controles y logró mantenerlos en su lugar.

Aunque el marcador se mantenía 1-0 al finalizar el primer tiempo ya casi culminando el segundo periodo llegó la emoción, dos goles más le otorgaron el bicampeonato a los electricos y la hinchada gritaba, lloraba, cantaba y agradecía a Dios por esta alegría que le proporcionaba su equipo.

“Es un sentimiento inexplicable”, decía Viviana Castañenda quien vestía la camiseta y se abrazaba con sus amigas al festejar el triunfo esperado.

Asimismo, Josefina Abad quien llegaba desde Miraflores no pudo contener su alegría y con saltos, gritos y llanto le agradecía a Dios haber obtenido la estrella #12. “Me siento maravillosamente bien con este triunfo, pero yo estaba segura que ganaríamos porque confiaba y confío en mi equipo. Ahora me toca celebrar y lo voy a hacer junto a mi familia, porque en mi casa todos somos emelecistas”.

Mientras que Mauricio Zapata y Erika Flores, fieles hinchas, pensaban seguir a su equipo en una caminata que partiría desde el Capwell hacia la 9 de octubre y culminaría en el mismo estadio.

Minutos después llegó la premiación y con gritos que resonaron dentro del estadio y sus alrededores, los fanáticos celebraron el levantamiento de preciada copa. Mientras, en los exteriores las personas que no había podido ingresar, pugnaban ante las autoridades policiales para lograr aunque sea ingresar a ver la premiación.

Finalmente durante la retirada los hincha eufóricos por el triunfo ondeaban las banderas, tocaban los pitos de sus autos, aplaudían, y celebraban con fuegos artificiales el triunfo en casa de los eléctricos. (VBF/La Nación)