Actualidad

Charros de México y montuvios de Ecuador confraternizan en espectáculo de tradiciones

La Embajada ecuatoriana resaltó que también participaron artesanos de Ecuador que hicieron a más de uno adquirir sombreros de paja toquilla o las expertas cocineras ecuatorianas

QUITO. El Primer encuentro de confraternidad entre charros mexicanos y montuvios ecuatorianos se realizó en Ciudad de México, con la asistencia de más de mil personas, entre ellos emigrados y embajadores de 20 países.

El colorido espectáculo de tradiciones tuvo lugar en la sede de la Asociación Nacional de Charros, bajo los auspicios de esta y de la Embajada ecuatoriana en ese país.

Entre los representantes ecuatorianos estuvieron varios de los mejores jinetes del país, como el campeón del rodeo del Guayas 2016, Wilson Vallejo; el campeón de rodeo de 2014, Alcides Aguayo; y otros jinetes como Leonel Plaza , Yamil Álvarez, José Burgos y Juan Aguilar.

También participaron algunos miembros del grupo de danza ‘Folkcosta’, dirigidos por Gonzalo Freire, mientras, por México intervinieron varios charros expertos en suertes con caballos y toros, y el tradicional mariachi.

La cita transcurrió entre las demostraciones de la pericia de los jinetes con los caballos y los toros, en la que los protagonistas compartieron prácticas similares arraigadas en sus respectivas culturas.

“Los charros mexicanos y los montuvios ecuatorianos somos pueblos muy parecidos. Estamos unidos por el amor al campo, a nuestras costumbres y a nuestras tradiciones. Quiero agradecer enormemente a la Embajada del Ecuador en México, a la Prefectura del Guayas y a la Cancillería ecuatoriana por darnos esta oportunidad”, afirmó el jinete montuvio Wilson Vallejo, según reseña la Embajada ecuatoriana en México.

La Embajada ecuatoriana resaltó que también participaron artesanos de Ecuador que hicieron a más de uno adquirir sombreros de paja toquilla o las expertas cocineras ecuatorianas que llamaron a degustar platos típicos como bolones de verde y ceviche de camarón, y los tradicionales jugos de tomate de árbol y naranjilla, frutos poco conocidos en México.

El jefe de la misión diplomática en México, Leonardo Arízaga, se mostró muy satisfecho por la realización del este encuentro, que contó con el apoyo de la Prefectura de la provincia ecuatoriana de Guayas.

Al finalizar el Encuentro el Embajador Leonardo Arízaga señaló que “este evento mostró los lazos de amistad profundos entre Ecuador y México, que se han ido fortaleciendo a lo largo de los años. Ambos países comparten una historia común derivada de la colonia y el mestizaje, lo que ha dado lugar a costumbres y tradiciones que se preservan hasta la actualidad. Me siento orgulloso de poder mostrar la cultura de nuestra costa ecuatoriana en México». (ANDES/La Nación)