Opinión

10 DE AGOSTO, INANE

Orlando Amores Terán/Quito

Ha pasado un año, y el régimen parsimonioso, nada hace para: Reducir impuestos, que son el modo de robar el ahorro de las familias. Declarar ilegítimos, los préstamos adquiridos transgrediendo el Art.290.1.2 de la Carta Montecristi, durante la década de mayor bonanza petrolera e ingreso fiscal 2007-17. Anular la renuncia a 188 millas de mar territorial, suscrita por un Canciller extranjero.

Reeducar en valores morales, cívicos, patrióticos, históricos, culturales y en contrainsurgencia a la fuerza pública. Exigir la inconstitucionalidad de la amnistía otorgada a terroristas. Organizar en la población civil, Frentes de Defensa de la Libertad, forjando una moral cívica que propugne valores (Dios, libertad, familia, patria, progreso, propiedad), para neutralizar hostilidades en coordinación con la fuerza pública.

Devolver a la sociedad civil, el derecho a portar armas, para su defensa. Incorporar a las infracciones imprescriptibles del Art.233 de la Carta Montecristi: la investigación de Contraloría para establecer responsabilidades; el prevaricato judicial; la traición a la Patria; sancionándolos con 40 años de reclusión e incautación de bienes.

Obligar a los jueces a anteponer, en toda resolución, el interés general de la sociedad, al interés particular de los infractores.

Eliminar los subsidios: al crimen (gasto en cárceles y defensores públicos), a la política (asignación a organizaciones políticas), a la irresponsabilidad (bono por embarazo), a la vagancia (bono por pobreza).

Disolver la Asamblea y disponer Consulta, con las preguntas que ya están aprobadas por la CC, en Dictamen 7-19-RC-19, que son las únicas que desarman el narcoestado vigente. Si eso no demuestra ineptitud, no sé cómo se lo pueda calificar.

En los calificativos a la gestión pública, mientras no sean la falsa imputación de delitos, no hay ofensa. En cambio, el ejercicio cívico merece el más absoluto respeto, porque es la auto imposición gratuita de quien se dedica a impulsar una causa cívica, en beneficio general.