Deportes

1-0: Estudiantes, campeón de Copa en Argentina

Los pincharratas vencieron 1-0 a Defensa y Justicia en la final y atraparon un título después de 13 años con un equipo repleto de experimentados ‘de la casa’

Juan Sebastián Verón se agiganta como máximo ídolo del club: como dirigente había hecho el nuevo estadio y ahora suma su primera estrella

Con la mística. Con la historia. Con una camiseta que sabe de gloria. Como para que se sientan orgullosos Carlos Bilardo, Verón padre y Verón hijo, y tantas figuras que construyeron esa singular filosofía roja y blanca… Ahí está Estudiantes de La Plata. Ahí está el campeón de la Copa Argentina. Ahí está disfrutando un título después de 13 años, desbordado por las emociones.

Se consagró Estudiantes en la final contra Defensa y Justicia, en el estadio de Lanús, tras un partido parejo, cerrado. Fue 1-0 con un gol de Guido Carrillo, a puro oportunismo en el arranque del segundo tiempo. Y hubo celebración durante la madrugada de este jueves argentino.

Mientras el equipo regresaba en el bus desde Lanús hacia La Plata, se registró un momento para coleccionar. Un vivo de Instagram. De un lado, los jugadores, con los experimentados Mauro Boselli y Mariano Andújar como líderes. Y del otro, Juan Sebastián Verón, el ahora vicepresidente. Ellos en 2009 fueron campeones de América con la camiseta pincharrata. Ahora, en roles diferentes, volvieron a festejar. Y fue imperdible ese cruce.

Cantaban contra Gimnasia, contra el rival de la ciudad, contra el máximo enemigo futbolero: “Un minuto de silencio…”. Se callaban todos. Y explotaban: “Para el Lobo que está muerto, eaeaee…”. Y el arquero y el goleador invitaban al ídolo inmenso a celebrar juntos con ellos y con los hinchas en el edificio del municipio platense…

Necesitaba Estudiantes una coronación, otra estrella. En los últimos años, la prioridad había sido construir el nuevo estadio. Lo consiguió. Era el momento de un logro futbolero. Y lo alcanzó. La Brujita Verón, el vicepresidente-ídolo, todo lo tiene: hizo la cancha y acaba de ganar su primer título como dirigente.

Estudiantes hace escuela. Es una escuela única, apoyada en un potente sentido de pertenencia. Quienes se ponen esa camiseta, en general se identifican y siempre vuelven. Y a este campeón lo construyeron muchos históricos que regresaron por más gloria.

Con la mística. Con la historia. Con una camiseta que sabe de gloria. Como para que se sientan orgullosos Carlos Bilardo, Verón padre y Verón hijo, y tantas figuras que construyeron esa singular filosofía roja y blanca… Ahí está Estudiantes de La Plata. Ahí está el campeón de la Copa Argentina. Ahí está disfrutando un título después de 13 años, desbordado por las emociones.

Se consagró Estudiantes en la final contra Defensa y Justicia, en el estadio de Lanús, tras un partido parejo, cerrado. Fue 1-0 con un gol de Guido Carrillo, a puro oportunismo en el arranque del segundo tiempo. Y hubo celebración durante la madrugada de este jueves argentino.

Mientras el equipo regresaba en el bus desde Lanús hacia La Plata, se registró un momento para coleccionar. Un vivo de Instagram. De un lado, los jugadores, con los experimentados Mauro Boselli y Mariano Andújar como líderes. Y del otro, Juan Sebastián Verón, el ahora vicepresidente. Ellos en 2009 fueron campeones de América con la camiseta pincharrata. Ahora, en roles diferentes, volvieron a festejar. Y fue imperdible ese cruce.

Cantaban contra Gimnasia, contra el rival de la ciudad, contra el máximo enemigo futbolero: “Un minuto de silencio…”. Se callaban todos. Y explotaban: “Para el Lobo que está muerto, eaeaee…”. Y el arquero y el goleador invitaban al ídolo inmenso a celebrar juntos con ellos y con los hinchas en el edificio del municipio platense…

Necesitaba Estudiantes una coronación, otra estrella. En los últimos años, la prioridad había sido construir el nuevo estadio. Lo consiguió. Era el momento de un logro futbolero. Y lo alcanzó. La Brujita Verón, el vicepresidente-ídolo, todo lo tiene: hizo la cancha y acaba de ganar su primer título como dirigente.

Estudiantes hace escuela. Es una escuela única, apoyada en un potente sentido de pertenencia. Quienes se ponen esa camiseta, en general se identifican y siempre vuelven. Y a este campeón lo construyeron muchos históricos que regresaron por más gloria.

Fuente:  MUNDO DEPORTIVO