Jueves, 20 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Actualidad
patricio_chavez_75183_crop_650x34000

10 septiembre, 2018

Yasunidos pide al Gobierno que haga respetar sentencia ecuatoriana contra Chevron y que no intervenga más en el caso

Si Presidente Lenín Moreno y Rafael correa "tienen una rencilla personal, política" que la resuelvan, pero que no pongan en medio a los más vulnerables, pidió

Patricio Chávez, vocero de Yasunidos, en declaraciones para Ecuadorinmediato, insistió en que la sentencia, emitida por la Corte de Sucumbíos, que declara culpable a Chevron por el daño ambiental en la Amazonía ecuatoriana, debe cumplirse y pide al Gobierno que haga respetar la resolución. Así también le exige que no intervenga más en el caso que llevaron por décadas adelante los indígenas en contra de la petrolera.

“Es una decisión que no ha considerado las décadas de sufrimiento de la gente que ha tenido que vivir con la contaminación”, asegura Chávez sobre la resolución del Tribunal de La Haya.

Según el vocero de Yasunidos, la corte internacional debió considerar el daño a la población “antes que los intereses de una empresa, de una corporación mundial, que tiene una cantidad impresionante de dinero y de poder”.

“Esta empresa se ha visto enfrentada a 30.000 personas de las más pobres de este país, posiblemente, que lo que han hecho es buscar justiciar y que habían conseguido ese objetivo”, indicó.

Yasunidos “espera que el Gobierno ecuatoriano haga respetar los procesos de justicia de este país y, en ese sentido, no debería haber ningún cambio en cuanto a la sentencia que se ha dado desde la Corte de Sucumbíos y que lo que se necesita es que se ejecute”, añadió.

Sobre las acusaciones del régimen actual al anterior acerca de los resultados legales del caso Chevron, Patricio Chávez cree esto ocurre en un país donde no existe institucionalidad.

“Parecería que estamos a la deriva y parecería que estamos sin ningún tipo de cobijo más que el del presidente de turno, de la persona que esté al frente del cargo ejecutivo del turno”, indicó.

Si el Presidente Lenín Moreno y Rafael Correa “tienen una rencilla personal, política, de partido, ese es un problema que deben resolverlo ellos”.

“No pueden pretender arrastrar a la población ecuatoriana, a los más pobres de este país a que sean un pretexto para que ellos resuelvan sus problemas. Eso es algo que no podemos permitir en Ecuador porque creemos que deberíamos decir que ya es suficiente que nos estén llevando a estos juegos políticos entre los supuestos líderes políticos del Ecuador”, insistió.

“El Gobierno nada tendría que ver” en el juicio que libraron los amazónicos en contra de la empresa Chevron.

“Esa sentencia debe cumplirse ya mismo y el Estado ecuatoriano deberían hacer todo lo necesario, solo ahí debería intervenir, hacer todo lo necesario para apoyar con otros estados para que eso se cumpla”, indicó.

En relación con el juicio de Chevron en contra del Estado ecuatoriano, Chávez precisó: “Eso ya es una cosa que debería resolverse por otro lado. El problema es que los gobernantes de turno pretenden, como siempre ha ocurrido en este país, buscar la filiación o la simpatía de uno o de otro grupo, tratando de mostrar apoyo en uno u otro caso”.

“En este juicio el Gobierno nada tendría que ver, es, evidentemente, fue una jugada política del Gobierno anterior el haber pretendido inmiscuirse en un juicio que ya venía teniendo bastante tiempo antes de que llegaran”, dijo.

Los daños están ahí, basta con darse una vuelta por la zona norte de la Amazonía ecuatoriana y verificar el nivel de contaminación y de irresponsabilidad con la que actuó Texaco, recalcó Chávez e invitó a los ecuatorianos a solidarizarse con los afectados de este caso.

“Exijamos como ciudadanos ecuatorianos que el Gobierno no se inmiscuya en la justicia ecuatoriana, ¡basta de meter la mano a la justicia! Hay una sentencia, esa sentencia se cumplió y ese juicio fue llevado en Ecuador por pedido de la misma empresa”, recordó, al tiempo de mencionar que el juicio fue colocado por los demandantes en la Corte de Nueva York, Estados Unidos, pero la empresa presionó para que el caso se conozca en la justicia ecuatoriana.

“¿Cuáles eran los intereses? Seguramente los intereses de la empresa, seguramente los funcionarios de los empresarios de esa empresa pensaban que en Ecuador podían manipular de manera más fácil a la justicia, se equivocaron, hay una sentencia y esa sentencia tienen que cumplirla”, acotó.

Ecuadorinmediato