Martes, 12 de Diciembre del 2017. Guayaquil, Ecuador
Salud
5a246da50c626

5 diciembre, 2017

Tenga cuidado, los ojos también se pueden insolar

Estos pueden padecer desde inflamaciones hasta pérdida de la visión si no se toman las precauciones.

Llega diciembre y se aproxima enero, época de vacaciones para muchos, y las temperaturas comienzan a subir en varias regiones. Se acaban los días fríos y la gente empieza a retomar las actividades al aire libre, exponiéndose a largas horas al sol. Si bien abundan las recomendaciones del impacto que pueden tener los rayos ultravioleta en la piel, pocas veces se advierte de lo que pueden sufrir los ojos.

Orlando Ustariz, oftalmólogo y retinólogo, asegura, en primer lugar, que los ojos se ven afectados de diversas y peligrosas maneras por exposiciones intensas al sol y que en ellos hay un efecto acumulativo. Todas esas afectaciones podrían agruparse como insolación ocular.

Ustariz aclara que esto es una amenaza no solo para las personas que están al nivel del mar, pues quienes se asolean en altitudes mayores la cercanía con el astro puede ser aún más riesgosa. Y que, además de la alta exposición, hay que tener en cuenta que la reducción de la capa de ozono, los días con pocas nubes y la falta de protección mínima también pueden ser factores de riesgo para las personas.

Y en ese sentido, advierte que el sol llega a influir negativamente en todos los tejidos de los ojos, desde la conjuntiva, que es la parte blanca, pasando por la córnea y hasta la zona alrededor de las cavidades oculares, con inflamaciones, ardor, dolor y disminución de la visión.

Eso cuando la exposición no es directa, pues cuando el ojo tiene contacto permanente y continúo con el sol –recuerda el especialista–, la retina puede verse afectada de por vida. Se calcula, de hecho, que tres millones de personas pierden la vista anualmente producto de una excesiva exposición al sol.

“La exposición excesiva a los rayos ultravioleta se relaciona con diversos problemas visuales, como cataratas, pterigión, fotoqueratitis y cambios degenerativos en la córnea”, explica por su parte el jefe de sección de córnea del Hospital Italiano de Buenos Aires, Nicolás Fernández Meijide, de acuerdo con ‘Infobae’.

Aumentan problemas oculares por uso de dispositivos electrónicos Cómo evitarla Juan Pablo Cavada, oftalmólogo chileno y director médico de Clínica Puerta del Sol, afirma que para evitarla es recomendable limitar el tiempo de exposición solar, recurrir a prendas protectoras como sombreros y, además, usar anteojos de sol.

Sin embargo, no se puede acudir a cualquier tipo de lentes. “Solamente deben usarse aquellos que tengan filtro UV de 400 nanómetros, por lo menos”, dice el especialista.

También es importante tener en cuenta la forma de los lentes, y elegir aquellos que tengan un diseño envolvente y que limitan la entrada de los rayos por abajo o por los costados de los ojos.

Lágrimas, las mejores amigas de los ojos Tipos de lentes y sus usos Según el oftalmólogo Juan Pablo Cavada:

Los amarillos: mejoran el contraste en días nublados, brumosos y con niebla. Además potencian la luz. No se recomiendan para conducir en días soleados.

Los grises: pueden usarse en cualquier entorno de iluminación. Transmiten la luz de manera uniforme y respetan los colores naturales. Recomendados para conducir.

Los cafés: filtran las radiaciones azules, aumentan el contraste y la profundidad y potencian los rojos. Se recomiendan en casos de miopía.

Los naranjas: dan mayor contraste ante baja luz y son un filtro eficiente para la luz azul. Ideales para conducir de noche o con niebla, pero no con sol.

Los verdes: permiten la percepción de los tonos con muy pocas alteraciones y, además, reducen la luz visible sin interferir en la claridad. Se aconseja para quienes presentan hipermetropía.

Dormir poco podría afectar su memoria y percepción visual Consejos para proteger sus ojos y piel del sol - Trate, antes que nada, que la exposición al sol no sea directa. Es decir, use elementos de barrera como el bloqueador indicado para su tipo de piel.

- Las gafas que use, más allá del color, deben tener el filtro contra los rayos ultravioleta de al menos 400 nanómetros.

- No compre gafas en la calle que no puedan garantizarle el filtro. Acuda a las ópticas o a lugares de confianza.

- Trate que las gafas sean lo más envolventes posibles.

- El uso de sombreros y gorras es clave, más allá de que se vean lindos en las selfis.

- En países ecuatoriales, como Colombia, la mejor hora para tomar el sol es entre el amanecer y las 9 a. m. y entre las 4 de la tarde y el anochecer. En otros horarios aumentan los rayos ultravioleta.

- Recuerde que el bloqueador debe aplicarse cada dos horas para garantizar su efecto.

SALUD @SaludET * Con información de El Mercurio de Chile / GDA.