Domingo, 20 de Mayo del 2018. Guayaquil, Ecuador
Entretenimiento
han-solo-starwars-kf2f-1240x698abc

16 mayo, 2018

Han Solo: Un poquito más para atrás

Lo primero de lo que se da cuenta el espectador al ver «Han Solo: Una historia de Star Wars» es de que Harrison Ford no aparece

De lo primero que se percata uno en esta aventura primeriza de Han Solo es de que no está Harrison Ford en ella: lo han sustituido por Alden Ehrenreich, que no es seguro que dé para una trilogía. Lo divertido de este juego de Lucas que dirige Ron Howard es que certifica un hecho: la Guerra de las Galaxias es un chicle que se estira hasta el infinito, hacia delante y hacia atrás. Aquí la historia retrocede más allá del principio de la serie, cuando se encuentran Han Solo y Chewbacca, cuando burlean el Halcón Milenario y cuando Darth Vader jugaba a las canicas… Es un hecho: lo de la Guerra de las Galaxias se puede retrasar tanto en el tiempo como para incluir a Espartaco; y es otro hecho: el público está dispuesto a tragarse lo que sea si suena la música de John Williams. De esta prehistoria de Star Wars, que no resiste comparación alguna con el original, lo mejor que puede decirse es que no se hace larga, a pesar de serlo, ni provoca la necesidad de entender todo el trajín interestelar de los personajes. Y está graciosa Emilia Clarke y Woody Harrelson sigue mascando chicle, o lo que sea, en un futuro lejano. Los muy fans mejor que vayan a verla con camisa de manga ancha. ABC