Viernes, 17 de Noviembre del 2017. Guayaquil, Ecuador
Turismo
img_mbigas_20171109-101743_imagenes_lv_terceros_foto-kked-u432693575114jgi-992x558lavanguardia-web

13 noviembre, 2017

Siete maravillas del mundo que muy pocos han visitado

Emplazamientos que por su singularidad son especialmente emocionantes para los viajeros.

Visitar los templos y monumentos más antiguos del mundo -Angkor Wat, Machu Picchu, Chichén Itzá o Petra- saca nuestro Indiana Jones interior, pues imagina lo que sería explorar las maravillas del mundo de las que todavía nadie ha oído hablar. Algunos de los sitios históricos más asombrosos del mundo, lugares que han existido durante mucho tiempo como un secreto local, se han hecho accesibles recientemente gracias a una gran cantidad de intrépidos operadores turísticos, hoteleros y constructores.

En los próximos años, estos lugares estarán en las listas mundiales de imprescindibles turísticos, pero por ahora, todavía pasan desapercibidos. Hay históricos de templos de mil años de antigüedad en la India que están perfectamente conservados, pero que fueron difíciles de visitar con estilo, hasta que se inauguró el primer hotel de lujo en la zona.

Hay un lugar arqueológico envuelto en la jungla de Colombia, anterior a Machu Picchu, y una espectacular ciudad sagrada en Sri Lanka que, hasta ahora, se ha mantenido al margen debido a la poca infraestructura y a la agitación política. Y eso es solo una gota en el océano.

Los ruinas de un imperio real en la India

No hace mucho tiempo que visitar las ruinas del imperio Vijyanagar del siglo XIV en Hampi, India, significaba tomar un tren nocturno desde Bangalore y dormir en una posada de tres estrellas.

Pero en los últimos dos años se han abierto un montón de pequeños resorts, coronados por el recién llegado Palacio de Kamlapura. Este hotel de cinco estrellas es el primero de la zona, con 46 habitaciones que ofrecen una reinvención moderna de los vestigios históricos de la zona.

La experta local Victoria Dyer, de India Beat, cree que es un cambio sustancial para sus viajeros de alto nivel. Llegar allí es más fácil gracias a una gran inversión destinada a mejorar las infraestructuras en carreteras de todo el estado.

En cuanto a los monumentos en sí, esperan 265 kilómetros cuadrados de terreno para explorar, salpicados de cantos rodados de aspecto misterioso. Se dice que el templo hindú de Virupaksha, dedicado a Shiva, es una de las estructuras más antiguas del imperio (y posiblemente en todo el país), que data del siglo VII, mientras que los sitios exquisitamente conservados como el bazar Sule, el baño de la reina, y los establos de elefantes ofrecen una notable visión de la primitiva vida en la India.

La capital maya de Onetime en Guatemala

Ashish Sanghrajka, presidente de Big Five Tours & Expeditions, dice que El Mirador es cinco veces el tamaño de Tikal, las ruinas que atraen a cientos de miles de visitantes cada año. Pero como todavía están siendo desenterrados por un equipo de arqueólogos, es difícil saber exactamente su magnitud e importancia reales. Por ahora, la respuesta para ambos es “más” -el científico encargado del proyecto lo compara a “encontrar Pompeya”.

Después de todo, se cree que esta fue una vez la capital de los Mayas. Entonces, ¿por qué nadie más se dio cuenta? Por un lado se encuentra el hecho de que llegar allí requiere realizar una peligrosa caminata de cinco días, que Sanghrajka sortea llevando a los turistas en helicóptero.

El aparato aterriza en un pequeño pueblo cercano donde los visitantes pueden interactuar con lugareños - que rara vez se han encontrado con extranjeros-; luego se montan a lomos de unos burros para recorrer durante tres horas la excavación todavía activa. “Probablemente pasarán otros diez años antes de que se hayan completado los trabajos de desescombro”, dijo. “Pero ver un lugar como este, totalmente intacto, es algo increíble”.

Extensas mansiones romanas en Portugal

Fueron creadas en el siglo II a.C., restauradas bajo el reinado del emperador Augusto y luego enterradas bajo cientos de años de escombros, pero ahora, 100 años después de su redescubrimiento, las ruinas romanas de Conímbriga están listas para ser vistas en el siglo XXI. Con el turismo en Portugal alcanzando un máximo histórico, los sitios olvidado como Conímbriga están ganando presencia.

Virginia Irurita, fundadora y copropietaria de Made for Spain & Portugal, aloja a sus huéspedes en el Hotel Quinta das Lágrimas, un miembro recientemente renovado de Small Luxury Hotels of the World en la ciudad vecina de Coímbra. “No solo es una ciudad hermosa”, dijo, “también es la tierra natal del canto de fado (un estilo de música local, melancólico), y una visita obligada en Portugal”.

También organiza vistias privadas para revivir las espléndidas mansiones romanas, mostrando todo, desde baños termales hasta coloridos mosaicos decorativos y jardines con cientos de históricos chorros de agua hidráulicos

Pirámides en Sudán

Sudán tiene el doble de pirámides que Egipto, y sin embargo, muchas personas no podrían señalar esta nación en un mapa. La infraestructura turística aún está en pañales debido a un prolongado conflicto civil que llevó a Sudán del Sur a separarse del país en 2011, pero se convirtió en un objeto de fascinación prácticamente de la noche a la mañana para grupos de lujo como Explorations Company.

El propietario y director Nicola Shepherd está coordinando viajes privados de seis días que incluyen visitas a las pirámides de Meroe junto con las ruinas del templo en Soleb, un monumento egipcio al dios Amon.

El alojamiento se realiza en campamentos de calidad y refinadas casas de huéspedes locales. Una ventaja, dice Shepherd, es el puente aéreo a Nairobi en viajes combinados que complementan un hermoso safari en Kenia. Pero el verdadero atractivo es tener unas ruinas de primera categoría, en el deserto, solo para ti, con apenas un guardia de seguridad a la vista.

Una antigua capital en Marruecos

Volubilis, la capital del imperio mauritano, no podría haber sido construida en un lugar más bonito, en las montañas marroquíes cerca de Meknes, y sin embargo, no se encuentra en casi ningún itinerario. Aunque está habiendo un cambio ya que algunos operadores, como Intrepid Travel, la incluye en las paradas más habituales como Marrakech y Chefchaouen.

Incluso en un país que se mantiene firme en la tradición, Volubilis es una verdadera máquina del tiempo. Sus ruinas bellamente ornamentadas, que datan del siglo III a.C., tuvieron diez siglos de ocupación: romanos, cristianos, musulmanes y bereberes dejaron su huella.

La ciudad perdida de Colombia

Estas ruinas de 1.000 años de antigüedad, en la Sierra Nevada colombiana, son 650 años más antiguas que Machu Picchu y quizás su atractivo sea aún más misterioso. Construida por los Tayrona, en lo alto de un puerto de montaña salpicado de palmeras, se cree que llegó a tener 10.000 habitantes en su apogeo, pero la jungla que lo rodeaba se la tragó hasta principios de la década de 1970, luego que un grupo de cazadores se convirtieran en saqueadores de tumbas, y excavaran la tierra encontraron un montón de cachivaches de oro. Al menos así es como los lugareños cuentan la historia.

Los excursionistas aventureros pueden recorrer, durante cinco días, un camino un equivalente al Inca para llegar a las espectaculares terrazas de La Ciudad Perdida. Pero ahora, el lujoso tour del equipo Colombia Galavanta sobrevuela en helicóptero la zona con los huéspedes de su albergue situado en medio de las montañas cercanas.

También organiza experiencias de intercambio cultural con las comunidades indígenas de Kogui, que se dice que descienden de los fundadores de la ciudad.

Una fortaleza en forma de león en Sri Lanka

Cuando el rey Kassapa gobernó Ceilán, a finales del año 400, decidió colocar su capital en lo alto de una roca de granito de 180 metros de alto, en el centro de la actual Sri Lanka, un país que lentamente ha conseguido resurgir su turismo después de una prolongada guerra civil que terminó en 2009.

Todo se hizo como una enorme escultura: los trabajadores no solo tallaron las escaleras de piedra que conducen a la cima; también agregaron ladrillos y yeso para crear la ilusión de un león gigantesco emergiendo del bosque. Los primeros dos tramos de escaleras se extienden como enormes patas con garras; otro tramo emerge de la boca del león. En la cumbre, los visitantes pueden explorar lo que queda del palacio, los jardines, las fuentes y los estanques de Kassapa, pero la escalada es la mitad de la diversión.

Luego puede retirarse a sus aposentos, en Pekoe House, en la cercana Kandy.

Vanguardia