Viernes, 21 de Septiembre del 2018. Guayaquil, Ecuador
Deportes
s1afbz91m_660x385__1

28 agosto, 2018

“Sería un error traer a Messi para que arme el equipo…”

Menotti habló de la Selección: cree que a Leo hay que dejarlo en paz y que él decida si vuelve o no a la Selección mientras se trabaje en la reconstrucción de un proyecto.

César Luis Menotti escribe, en forma periódica, columnas de opinión en el diario Sport de Barcelona, España. Allí comenta lo que piensa y siente sobre distintos temas del fútbol argentino y mundial. En la última publicación, este martes, el Flaco se refirió al futuro de la Selección Argentina y de Lionel Messi. Y allí dejó en claro que el proceso de reconstrucción a nivel selección nacional debe ser independiente a la continuidad del 10 del Barcelona. "Messi no jugará estos partidos amistosos y es lo correcto. No pasa nada si no juega estos partidos. No es valiente construir un proyecto de selecciones alrededor de él. Demasiado ha hecho por nosotros y por el fútbol argentino.

No hay que darle a él la responsabilidad ni futbolística ni política de la reconstrucción. Ni siquiera hay que nombrarlo. Que sea feliz y mande mensajes de alegría cuando juega con el Barcelona. Hay que dejarlo en paz, y cuando esté reorganizado el proyecto de selecciones argentinas él decidirá si quiere continuar en la Selección o no. Ahora, si vamos a traer a Messi para que él arme el equipo, estamos partiendo de lugares falsos. Messi ya tiene un lugar asegurado en la Selección Argentina por ser quien es. Su ausencia puede ayudar a la recomposición del proyecto de selecciones", escribió.

Para el DT campeón del mundo en 1978, se debe apelar al pasado: "Hay que tener memoria, recoger la herencia y reconstruir para la evolución. Tiene que haber una clave para la esperanza. Una señal para sacar al fútbol de terapia intensiva. Un progreso no asiste en aniquilar hoy el ayer como algunos mensajeros de la modernidad se empeñan en hacerlos creer. O habrá que renunciar a la ilusión de que el fútbol argentino, que fue un juego fascinante y un fenómeno social inigualable en el país, ya no lo es. Aunque sigan apareciendo grandes jugadores".

Y sobre el final volvió a hacer hincapié en Messi: "De lo que se trata es de recuperar la idea y conformar un lugar en el que Messi pueda brillar. Si fuera un violinista, habría que rodearlo de los mejores músicos que no desafinen. Si la persecución es el éxito, estamos condenados. El debate no debe perderse en los tiempos en que va a estar Messi o no en la selección. Si no sabemos que buscamos, cómo hacemos para encontrarlo".